Se está haciendo costumbre... En los últimos diez días, el termómetro siempre superó los 30 grados de máxima y la mínima estuvo por encima de los 20, un panorama que generó que la ciudad de Buenos Aires se convirtiera en un verdadero infierno para aquellos que les tocó empezar febrero sobre el cemento.

Sin embargo, las noticias son poco alentadoras por el momento, pues habrá que esperar hasta el viernes para sentir algo de alivio. Ante la interminable ola de calor, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) elevó de amarillo a naranja el nivel de alerta. Esto quiere decir que el efecto pasó de ser leve-moderado a moderado-alto, por lo que los grupos de riesgo (bebés, niños y personas mayores de 65 años) deben tener mayores cuidados: ropa clara, fresca y líquido siempre a mano.

En tanto, el organismo prevé para este jueves una temperatura máxima de 36 grados y una mínima de 26. Después de la tarde insoportable, se espera para la noche la "probabilidad de chaparrones o tormentas" para la ciudad de Buenos Aires. El alivio, en tanto, llegará el viernes, cuando el termómetro baje de 36 a 28 grados la máxima y a 24 la mínima, con lluvias durante todo el día.

Para el comienzo del fin de semana largo de carnaval, la temperatura se mantendrá por abajo de los 30, a pesar de que para el sábado a la mañana se esperan precipitaciones.

Sobre llovido...
Además de la temperatura insufrible, en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano los vecinos tuvieron otro -ya repetido- problema: la falta de electricidad. Este miércoles por la tarde, 18.651 clientes de Edenor estaban sin servicio, al igual que 28.770 de Edesur.

Especialista
La meteoróloga del SMN Cindy Fernández explicó que desde la noche del jueves "hasta la mañana del sábado, el tiempo en Capital Federal y alrededores será muy inestable, con lluvias y mejoramientos temporarios, y el viento que rotará hacia el sur provocará el descenso de las marcas térmicas".

En tanto, resaltó que desde el 28 de enero las temperaturas máximas "superan los 30 grados" y las condiciones de humedad en el ambiente elevan las sensaciones térmicas aún más. Respecto del calor que castigará este jueves a todo el territorio nacional, la especialista remarcó que "está previsto que las temperaturas máximas se encuentren entre los 35 y 40 grados, con elevada sensación térmica".

Un horno
En Santiago del Estero se registró este miércoles por la tarde un pico de 38,8 grados de temperatura. El ranking lo siguió la ciudad de Las Lomitas, en Formosa, con 37,4° y La Rioja con 37,3°. Mientras que en Buenos Aires, precisamente en 9 de Julio, el termómetro alcanzó los 35,4°.