Los cajeros automáticos tendrán un nuevo esquema de extracción. La inflación y la emisión son algunas de las principales causas de esta decisión de las entidades bancarias. Además, señalan que ahora va a ser más difícil sacar plata con el nuevo esquema

En principio, estas entidades indican que el mantenimiento de los cajeros, los servicios de caudales y el costo que esto significa para bancos y empresas gestionadoras de cajeros ha propiciado esta decisión.

En este contexto, el Banco Central se encontró precisamente con una limitación técnica en el uso de los cajeros. Esto tiene que ver con los billetes de baja denominación en una economía inflacionaria:  hay una sobreoferta de billetes de $100, con los que intenta cubrir las necesidades del mercado.

En ese sentido, el organismo no ha podido avanzar en la impresión de billetes de $500 y $1000. Y esta fue una de las razones por las que en las últimas semanas, los bancos se han visto obligados a llenar los cajeros con algunos de los 2.703 millones de billetes de $100 que circulan en el país.

Ante esto, los bancos destacan que esta tarea de trasladar billetes de $100 representa un problema en principio porque no es rentable para ellos. De hecho, trasladar el dinero en efectivo tiene costos importantes de logística de caudales que serían distinto y más redituable si llenan los cajeros con billetes de $1000 o $500.

Acá nace el conflicto: los bancos piden billetes grandes para optimizar el abastecimiento de los cajeros, pero el BCRA no puede desaprovechar los billetes de $100 que ya están en circulación.

Dado que los cajeros no pueden entregar más de 40 billetes y que el nuevo límite de extracción por default es de $4000, tanto bancos como clientes se encuentran con una dificultad muy real.

Ahora bien, para retirar el tope diario que sus respectivos bancos les permiten, muchas personas se encuentran en la obligación de  sacar varias veces el límite de extracción de $4000 y en distintos días.

Algo muy distinto como lo es poder sacar todo aumentando el límite de extracción que permiten algunos bancos a través de home banking. Un ejemplo de ello son los jubilidados que cobran la mínima que ronda los 23 mil pesos en JunIo. Antes con dos extracciones ampliadas podían contar con su haber en mano pero ahora debe realizar cinco.

Otras vías para conseguir efectivo

Durante la pandemia se popularizó una metodología entre las personas para evitar ir al banco para realizar la extracción. La cual es retirar dinero al momento de pagar con tarjeta de débito en farmacias, supermercados, o algún otro comercio. 

En estos casos, el tope de esos retiros es de $15.000 diarios, un monto que deja en evidencia que el tope de $4000 es sumamente escaso para muchos clientes y que los bancos volvieron a tener el viejo problema de circulante chico en una economía de alta inflación.

No obstante, para el BCRA el dinero en efectivo también mermó en interés durante el último año y medio. En principio porque durante la pandemia no se ha logrado incrementar la red de cajeros bancarios.

Incluso datos revelados por el mismo BCRA, durante abril funcionaron en la Argentina 17.613 cajeros automáticos, de los cuales 13.177 están ubicados dentro de las sucursales bancarias y 4.436 están fuera de ellas.

Por último, el organismo indicó que la "nueva normalidad" producto de la pandemia de Covid-19 ha influido en que la gente se desacostumbre al uso del efectivvo y opte por otras alternativas como el dinero electrónico. En esa línea, destacaron que en el último año, dentro de los bancos se instalaron solamente 86 cajeros nuevos.