Milman precisó que se hizo un trabajo sobre más de 70 gendarmes.

Gerardo Milman, aseguró que la investigación sobre el paradero de Santiago Maldonado "está avanzando", desaparecido hace más de un mes, al reiterar este miércoles que el Gobierno está dispuesto a "investigar absolutamente todo".

"Las pruebas de ADN tienen un dato que ha sido subvalorado y es mucho más interesante: que las camionetas (de Gendarmería Nacional) no tengan el ADN de Santiago muestra que no hay prueba de que haya sido trasladado" en vehículos de esa fuerza de seguridad, destacó en una entrevista con la radio Mitre.

Milman comentó que la "única prenda que tiene ADN de Santiago es un buzo" y recordó que "el día 16 de agosto, en el allanamiento a (la comunidad mapuche) Cushamen los perros detectaron los rastros de las tres prendas aportadas en lugares distintos al primer rastrillaje del día 5".

Señaló que el juez Guido Otranto, a cargo de las actuaciones, le preguntó a los policías encargados de los perros que buscaron a Maldonado qué antigüedad podrían tener los rastros de esas tres prendas . la respuesta fue "no mayores a 24 horas".

Agregó que, por ello, hay una hipótesis que estaría indicando que "ese rastro estaba presente" en el terreno de la comunidad mapuche en "las 24 horas previas al 16 de agosto".

En este sentido, afirmó que el Gobierno no puede "aferrarse a ninguna hipótesis" y va "a investigar absolutamente todo" lo ocurrido con Maldonado, a quien testigos dijeron haberlo visto por última vez el 1 de agosto pasado, durante un operativo de la Gendarmeria para despejar un corte de ruta de miembros de la comunidad mapuche.

"No nos aferramos a ninguna hipótesis, sino que investigamos absolutamente todo, y por eso hoy aparecen cosas que tiempo atrás no aparecían, porque de lo que se trata es de buscar a una persona", subrayó el secretario de Seguridad Interior.

"La primera intención" del gobierno es "la aparición con vida de Santiago", insistió en referencia a que así quedó plasmado en las manifestaciones de "la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente de la Nación, Mauricio Macri".

"Siempre manifestamos que todas las hipótesis eran posibles, aún cuando había un sector que sólo planteaban la desaparición forzada", dijo Milman, para quien "la politización del caso, hizo qu. algunas personas tengan una mirada sesgada" de lo ocurrido.

Milman precisó que se hizo un trabajo sobre los más de 70 gendarmes de la zona, 33 de los cuales participaron del operativo en la ruta 40 el 1 de agosto, y, de ellos, "ocho que estuvieron en el terreno que lleva a través de una pendiente a las márgenes del río Chubut".

Milman describió que los interrogatorios que hizo el Ministerio de Seguridad a los ocho gendarmes consistieron en "entrevistas en las que se coloca al entrevistado en situaciones muy incómodas para desestructurar, si la hubiera, una respuesta armada".

"Se les hacen preguntas ficcionadas sobre hechos que no están comprobados en las causas" porque "se busca desestructurar si hubiera un consenso entre los gendarmes para poder tener un discurso en común preparado para este tipo de entrevistas", explicó. 

Fuente: Télam