Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

En un año en el que se espera que las paritarias a nivel nacional no resulten nada fáciles para los trabajadores, "Crónica" salió a la calle para conocer cómo es actualmente la situación de la gente en materia salarial, apuntando en general a qué porcentaje de los ingresos se destina a gastos fijos y, más específicamente, cuál o cuáles son los servicios que más cuesta pagar.

El relevamiento entre los consultados dejó un balance negativo en cuanto a la pregunta sobre si les alcanza lo que ganan actualmente. Asimismo, los gastos fijos representan una erogación que va desde el 35 hasta el 70 por ciento de los ingresos. En el caso del servicio más oneroso, la electricidad y el gas son los dos ítems que se colocan a la cabeza, sacando una importante ventaja en relación con los otros.

Uno de los encuestados, llamado Terencio, refirió que "en mi caso se me va un 35 por ciento de mi salario en gastos". Consideró también que "estamos peor que antes, porque hace tiempo uno podía comer un pedazo de carne tranquilo, y ahora hay que mirar muy bien en qué gasta uno la plata". Añadió posteriormente que "el gas y la luz son los servicios más caros que me toca pagar, pero me cuesta más el gas porque hay que usarlo todo el día, en tanto, la electricidad es algo más para la noche".

Otras de las personas que comentaron su situación fue Maribel, quien especificó que "de lo que gano en mi trabajo, hoy por hoy, destino el 70 por ciento de mi sueldo y, por eso, cada vez me alcanza menos". Agregó que "soy monotributista y pago todo los impuestos que subieron, aunque el agua y la luz es lo más caro que tenemos como servicios en casa. Ya no salimos y la necesidad está ante todo".

Una reflexión que surgió con llamativa reiteración y contundencia en la encuesta,es que todos redujeron las salidas o directamente las dejaron de lado, en razón de que deben concentran su dinero en afrontar el pago de los impuestos, los servicios y la comida, que por cierto son prioridad para ellos. En ese sentido, Iván precisó que "tengo casi 15.000 pesos en gastos fijos por mes y estoy cada vez peor; sólo de alquiler estoy pagando 7.800, y la situación es cada vez más difícil; por eso, las salidas están terminadas para mí".

Habla la calle: