CHICHOMANÍA. Los vecinos de Quilmes apoyan al cura. 

El sacerdote Jorge Cloro, quien es el párroco de la iglesia Espíritu Santo, inició en 2016 una serie de marchas para concientizar a los vecinos de Bernal sobre las problemáticas que afectan al barrio, entre ellas el flagelo de la droga.

El caso fue primicia de "El Termómetro", que se emite por la radio FMQ (93.5), y fue tan grande su llegada y el acompañamiento logrado, que comenzó a recibir amenazas por parte de grupos de narcotraficantes que intentaban alejarlo de la gente y del barrio, mientras que a raíz de esta situación tuvo serios inconvenientes en la zona. En tanto, el pasado agosto, fue nuevamente blanco de estos malvivientes.
 
De esta manera, fueron los propios vecinos quienes el último 16 de septiembre convocaron a una marcha "Por la paz", para frenar las amenazas y en repudio del accionar delictivo de estas organizaciones de venta de drogas.

Ahora, un grupo de jóvenes de la comunidad Santa Rita diseñó y fabricó productos con la imagen de Cloro, con el único fin de recaudar fondos para destinar a beneficio de quienes más lo necesitan, según publicaron en las diferentes redes sociales.

Por lo tanto, decidieron lanzar una línea de remeras, gorras y tazas con la cara del cura, sumadas a mensajes del padre como “Sí a la vida, no a la droga”ó #NiUnPibeMenosPorLaDroga insignias que utilizaron además para la mencionada movilización del último fin de semana.  Por último, cabe destacar que la consigna en las redes sociales tuvo que gran repercusión nacional.