Un auto se incrustó en un restaurante en la ciudad de La Plata tras ser chocado por otro vehículo, sin que se registraran heridos.

El hecho ocurrió poco después de las 7 cuando un Volkswagen gris que circulaba por la calle 50 embistió en la parte lateral a un Ford Ka que lo hacía por la calle 9, según testimonios. 

Así se incrustó el vehiculo.

Como consecuencia del impacto, el conductor del Ka perdió el control, se subió a la vereda y dio con la trompa del coche en la puerta del negocio hasta meterse adentro casi por completo.

La puerta principal del local, ubicada sobre la ochava, quedó completamente destruida, y ambos rodados presentaron daños de carrocería en la parte delantera.

Afortunadamente, no hubo heridos.

El dueño del comercio, Diego Galat, contó que "hacía pocos minutos que habíamos abierto el local, eran las 7.10 de la mañana y ya estaban los empleados" y destacó que "fue una desgracia con mucha suerte. Arrancamos distinto a todos los días, pero lo importante es que nadie sufrió heridas"

Galat señaló que en el lugar en el que ingresó el auto, segundos antes una empleada había estado acomodando los diarios para abrir el local. "Pero por suerte, cuando ingresó el auto se había ido a la parte de cafetería", dijo.

El frente del auto destruido.

"Todos los días abrimos a las 7 y a esa hora viene siempre un cliente, pero milagrosamente, porque se sienta en los lugares donde el auto ingresó, hoy no vino", afirmó.

"Ahora tenemos que poner operativo el negocio porque tenemos que seguir trabajando. Los daños son muy importantes porque destruyó toda la puerta, pero lo importante es que nadie se lastimó", concluyó.

Fuente: Télam