Amor del bueno
La noticia es recurrente: cada vez más, los matrimonios terminan en divorcio. No se sabe demasiado bien por qué, pero es un hecho inapelable. El matrimonio ya no es para toda la vida, sino hasta que otra cosa nos separe.

Quizá sea este tu caso. Quizá temas que pueda serlo. No te preocupes, porque lo que encontrarás en este artículo te será muy útil para conquistar el amor… y dejar que te conquisten.


Querida mía
Lo primero es definir tu público. Pongamos que tu objetivo es conquistar a esa mujer. Te estoy viendo ahora mismo, buscando en internet el máximo de información posible para tenerlo todo listo cuando toque llevar a cabo la estrategia.

Una de las búsquedas que más se suelen hacer son las que están relacionadas con frases de amor para enamorar a una mujer. Claro que no hay nada mejor que saber cuándo hablar y cuándo callar. Pero si estás buscando frases de amor para enamorar a una mujer, puede ser que estés un poco pez.

Es cierto, una buena frase puede abrirte muchas puertas, pero también lo hace tu apariencia y, sobre todo, tu actitud. Cuida las formas en todo momento y asegúrate de que lo conviertes en un hábito. Si no lo haces, correrás el riesgo de que se te vea el plumero cada vez queintentes ser amable.

Esta preparación es fundamental. Pero las cosas pueden cambiar rápidamente si eliges mal el momento. Toda tu estrategia, basada en un cálculo exacto teniendo en cuenta múltiples variables, puede acabar en nada si eliges un momento en que el ánimo no esté muy dispuesto. Ahora bien, ¿cómo solucionas esto?


Querido mío
Antes de saber cómo calcular el momento adecuado, contemplemos el caso de que la persona a conquistar sea un hombre. Aunque las relaciones románticas se ven de forma diferente, te sorprenderá saber muchas cosas.

En primer lugar, las mujeres también buscan como enamorar a un hombre. Por cierto, para aprender como hacer que se enamore, si es tu caso, haz click aquí. Los trucos más utilizados se basan en conocer profundamente al hombre en cuestión y anticiparse a sus deseos y expectativas. No es fácil, y requiere trabajo, pero no es imposible.

En segundo lugar, se ha descubierto que el esfuerzo que hacen muchas mujeres en prepararse antes de una cita en realidad pasa desapercibido para el hombre. Esto no quiere decir que aparezcas en pijama y pantuflas en vuestra primera vez, pero a lo mejor podrías prestar más atención al juego psicológico que al tipo de depilación o maquillaje.

Si va a quererte, te va a querer también sin tres litros de producto en la piel. Sin embargo, si no se busca el equilibrio entre las necesidades de cada uno, las relaciones pueden no salir demasiado bien. Por eso, la parte psicológica es, para todos, la más importante.

Dicho esto, debes procurarte una buena educación emocional que puedas aplicar en tu relación. Eso requerirá que a veces os eduquéis mutuamente y habléis, contando con total confianza el uno en el otro. Pero para eso, debes saber si puedes confiar. ¿Cómo?
 

Adivina, adivinanza
Mira, a pesar de lo que se dice, a todos nos tranquiliza saber que tenemos la suerte de nuestra parte. Llámalo placebo o como quieras, pero una se siente mejor con los labios rojos bien pintados o una corbata elegante. Esto demuestra que la actitud es fundamental en la vida.

Pero no solamente esto es cierto. También hay que saber cuándo merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en algo, y cuándo no. Hay mil trucos, desde la psicología más elemental hasta el estudio de las manías de cada uno.

Y, aunque quizá te sorprenda, el tarot barato es de los más utilizados. No solamente porque haya muchos sitios de videncia natural sin gabinete, o porque muchos aprecien consultar su horoscopo diario gratis.

La compatibilidad entre dos personas viene escrita mucho antes de que estas se conozcan. Creas o no en el destino, está claro que cierta diferencia en los intereses y los gustos pueden hacer completamente inviable una relación. Así que, ¿qué hay de malo en buscar una ayudita?

Si estás tres meses con una persona con la que la cosa no funciona, son tres meses que pasas dedicando tus energías a alguien distinto de esa persona que está por llegar, y que puede ser el hombre o la mujer de tu vida.

Todo listo: la primera vez
Medida al milímetro. Así es la primera cita muchas veces, y en esos casos se suele perder un componente muy importante: la naturalidad. Claro que algunos se pasan de naturales, y olvidan la importancia de los detalles.

Uno de los mayores problemas en los hombres es la baja auto estima por tener mal aliento. De hecho, la mayoría de los que buscan eliminar el mal aliento de la boca, son hombres.
Algunas citas, como la de Jack, terminan fatal porque, como él dice, “no podía besar a mi pareja por tener mal aliento”.

Así que, una higiene mínima es tremendamente importante. Ahora, el arreglarte debería estar enfocado a que tú te sientas bien en tu cuerpo, y no a que la otra persona te vea todo bien vestido y peinado esperando que se enamore de ti. El amor a primera vista se da muy poquitas veces.

Intenta llevar algún tema de conversación preparado. Sé tú mismo, y vete analizando cómo se siente la otra persona. A veces nos perdemos las señales y vamos demasiado rápido… o demasiado lento. El equilibrio es la clave: una acción oportuna puede asegurarte un éxito rotundo.

Ah, y procura que la cuenta la paguéis los dos. Los tiempos de caballeros rescatando princesas ya pasaron, y menos mal, porque tu cartera se resentirá mucho menos. Relájate, y disfruta de la velada y lo que vaya a venir.

Aquí te he expuesto unas cuantas claves para descubrir cómo ser el mejor en relaciones de pareja, tanto buscándolas como manteniéndolas. Espero que las apliques, y que tengas suerte, porque a veces un momento de luz es todo lo que hace falta.