El juicio oral contra Francisco Sanhuesa, comenzó este miércoles cerca de las 9.30 con la presencia de los familiares de las víctimas y sobrevivientes de la tragedia, que llevaban remeras con fotos de los fallecidos y la leyenda "justicia"

Sanhuesa, detenido desde febrero del año pasado en la cárcel de Boulogne Sur Mer, está imputado por “homicidio simple con dolo eventual, lesiones gravísimas con dolo eventual de 19 casos y lesiones graves y leves”, señalaron fuentes judiciales.   

Así quedo el micro luego del accidente

Durante la primera jornada el Tribunal escuchó a ocho testigos, entre ellos un perito por parte de la empresa TurBus, Juan Antonio Barguero.  

El perito contó al Tribunal que “el desencadenante del accidente fue la alta velocidad del vehículo y en la curva del accidente, pendiente en bajada, no había frenada”.

Asimismo señaló que “si el chofer intentaba frenar, el micro iba a volcar de todo modos por la velocidad y la inercia del mismo”, y agregó que la velocidad recomendada para ese sector de la ruta 7 “es de 40 a 50 kilómetros por hora”.

Cuando el Tribunal le preguntó al perito la velocidad a la que viajaba el micro en el momento del accidente, éste respondió: “El tacógrafo marcó 99 kilómetros por hora”.

Por su parte el abogado querellante, Martín Sevilla, dijo que la calificación contra el chofer es homicidio simple con dolo eventual, y que “podría  corresponderle una pena de 8 a 25 años”.

Luego de escuchar a los testigos, el tribunal llamó a cuarto intermedio hasta mañana a las 9 a la espera de más testigos y peritos relacionados con el accidente del micro.