Por Florencia Golender

@flopa01

La decisión de congelar precios clave de la economía se aplicó en los primeros meses de gobierno a las naftas, el transporte y los servicios públicos y se profundizó con la llegada de la pandemia del coronavirus. Desde entonces, las tarifas de las telefónicas y operadoras de cable y (lo más inédito) los alquileres para la vivienda quedaron regulados hasta septiembre. Mientras en Olivos y Casa Rosada avanzan con el paquete de medidas que apuntan a la reactivación, Crónica consultó con especialistas cómo continuará esta apuesta proteccionista para contener la inflación que tiene como contracara a los salarios en el freezer.

Para muchos sectores, este año las paritarias pasaron de malas a inexistentes, sólo recibieron la suma fija decretada para privados y públicos de $4.000 que se pagó en marzo. La puja entre los gremios, los empresarios y el Gobierno se da en medio de la emergencia sanitaria y la crisis económica que recién esta semana recibió la noticia positiva más concreta y alentadora de los últimos años: el acuerdo sobre la deuda con bonistas bajo ley extranjera; seguida por el anuncio de un plan de inversión en obras de infraestructura que incluye el regreso de los créditos Procrear.

Se suma la última medición que se conoció esta semana de la Subsecretaría de Planificación, Estudios y Estadísticas sobre el empleo registrado en mayo y junio. "La caída del empleo fue de 2,5, y esperábamos una caída mucho mayor por la pandemia", aseguró el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien destacó que en países vecinos como Chile la reducción fue de 12 puntos y en Brasil, de 7,5.

Inquietud

El Gobierno se prepara, a su vez, para encarar la recta final de la negociación sobre otra deuda, la que el país contrajo en 2018 con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los precios congelados (con la clara excepción de los alimentos) aportaron a bajar la inflación, así como también, la cuasi inmovilidad salarial, pero ya más cerca de la fecha límite de alguna de estas medidas, que es el mes de septiembre, los bolsillos comienzan a inquietarse.

Algunas empresas de servicios, como las telefónicas, internet y televisión por cable, ya avisaron a sus clientes sobre la suba que aplicarán en septiembre entre el 6% y el 15%. Los combustibles, a su vez, están a punto de dejar atrás el congelamiento en los próximos días.

La negociación entre YPF y el Ministerio de Economía avanza para poner fin a ocho meses sin subas (desde diciembre de 2019), el incremento sería de alrededor del 7% aunque este sábado el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que aún no está definido.

"Es muy probable que las naftas se descongelen esta semana, mientras que los servicios públicos continuarán congelados, considero igualmente que deberían ir gradualmente liberando subsidios y ajustando ese tipo de servicios, porque van a quedar muy retrasados", opinó en diálogo con Crónica el analista económico Damián Di Pace.

Lo que sí está definido es que las tarifas de los servicios públicos continuarán congeladas. Las telefónicas serán un desafío para el Gobierno si la intención es mantenerlas reguladas también, pues entraron en el paquete de "emergencia" sólo en el marco inédito de una pandemia. Son, en general, los servicios más caros para los hogares.

"El Gobierno va a intentar mantener la regulación de los precios. Por lo menos hasta el fin de la cuarentena. Y a partir de ahí una de las opciones es que se convoque a ese famoso acuerdo social -que ya antes de la cuarentena había quedado medio paralizado- para negociar una transición con empresarios y trabajadores evitando remarcaciones abruptas de los precios", aseguró a este diario Andrés Asiain, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

Y agregó Asiain: "Hace un mes y medio los empresarios fueron con una posición de que querían aumentos de tarifas por arriba del 20% y la posición del gobierno fue firme. Nosotros estamos viendo en las últimas semanas que la inflación empezó a despegar, los precios de los supermercados, que aumentaban un 1% ya aumentan un 1,9, mostrando que se relajó".

Otro capítulo serán los alquileres para la vivienda y de uso comercial (locales) con los precios regulados hasta septiembre, pero con los inquilinos en una situación aún más precaria. De acuerdo con una encuesta del Frente Nacional de Inquilinos a la que Crónica accedió de manera exclusiva, el 30% tiene deudas de alquiler y corre riesgo de ser desalojado en octubre, cuando finaliza el decreto que lo prohíbe.

En este panorama, se analizan dos decisiones clave que ya estarían avanzadas por el gabinete económico: convertir antes de fin de año al Ingreso Nacional de Emergencia (IFE) en una "renta universal" y alentar el consumo con el regreso de medidas como el Ahora 18, que podría incluir tres meses de gracia. Cualquier paso que se dé en este sentido irá atado a la reforma impositiva y a las moratorias para aliviar a las grandes empresas y pymes.

Ver más productos

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

Ver más productos