Un hecho verdaderamente asqueroso se dio a conocer en las últimas horas en Twitter. El damnificado utilizó la red social para mostrar la desagradable sorpresa que se llevó al abrir una bolsa de snacks.

Ocurrió el pasado lunes, cuando el periodista Pablo Lapuente posteó una foto con el ingrediente extra del producto: una uña chamuscada, frita y espolvoreada.

"¿Estará hecho con dedos triturados? No sé, pero esto es un asco", escribió indignado. El tuit recibió decenas de comentarios para saber cuál había sido la respuesta de la empresa tras el hallazgo.

En ese sentido, Lapuente contó que hizo el reclamo correspondiente en Defensa del Consumidor para recibir una compensación por este hecho: "Llamé a la empresa, pero sí, voy a llamar a Defensa al Consumidor también, una causa justa para que nadie se encuentre otra vez con una uña o, no sé, otra cosa".

En diálogo con 0221, el joven mostró su preocupación por saber cómo llegó hasta ahí una uña. "Esperemos a ver qué pasa cuando pasen a buscar la bolsa. Capaz me dan dos o diez en compensación", concluyó.

La fotografia de la uña hallada dentro del paquete.