Con una temperatura de 44.2º, la jornada del miércoles en Catamarca fue casi intolerable, de hecho, varias escuelas suspendieron sus clases debido a la falta de suministro de agua. No fue el caso del Instituto Superior General Manuel Belgrano, donde sí contaban con el servicio de aguas aunque las autoridades del establecimiento no dejaron que sus alumnos accedieran libremente a la misma.

Debido a este insólito suceso, los padres de los menores organizaron una marcha para escrachar la deleznable actitud del colegio.