El aniversario de la muerte del general José de San Martín y quinto fin de semana largo del año arrojó un crecimiento de 3,4% de las ventas con motivo del turismo, un número alentador en comparación con el resultado del 2016, cuando las ventas cayeron 10,5%.

Esta vez, aquellos que viajaron gastaron de forma directa 1.182 millones de pesos, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Entre el viernes 18 y el lunes 21 de agosto se registró un desplazamiento turístico de 638.985 personas, 10% mayor que durante el mismo período del 2016, cuando las escapadas se resintieron en línea con un retroceso del consumo.

Según el informe, “el número de visitantes mejoró 10% frente al año pasado, pero la estadía promedio se redujo levemente”, dijo Fabián Tarrío. El tiempo de permanencia media descendió a 2,5 días desde 2,8 días del año pasado, con un gasto promedio por turista de $740 por jornada, un 25,4% más respecto del fin de semana largo del 17 de agosto del 2016, que en precios constantes estaría levemente por encima de los mismos niveles de entonces.

Los elegidos

Entre los que optaron por volar, los destinos con mayor tráfico fueron desde y hacia Buenos Aires, Bariloche, Iguazú, Córdoba, Salta, Mendoza, Neuquén, Ushuaia y Comodoro Rivadavia, según informó Aerolíneas Argentinas. A su vez, la aerolínea de bandera reportó un activo tránsito de pasajeros para este fin de semana largo, en el que previó transportar más de 184.000 personas para toda su red, alrededor de un 13% más que para la misma fecha del año pasado.

Aún más crecieron los destinos de cabotaje: en torno de 18%, destacándose la expansión de las rutas a Ushuaia, Iguazú y Salta, con aumentos anuales del 37%, 28% y 24%, respectivamente. En provincia de Buenos Aires, por ejemplo, la ocupación fue buena en Mar del Plata, donde las reservas llegaron a un total de 18.897 plazas que representaron un 51,5% de la capacidad.

Los hoteles boutique operaron al 100% y los de 5 estrellas, al 91,3%, con menor actividad en otras categorías. Un promedio general de ocupación algo menor, en el orden del 45%, hubo en Chascomús, donde la principal atracción era la celebración del Día del Niño en la plaza Libertad.

En Córdoba, la capital tuvo una cantidad estimada de 8.691 alojados en hoteles, equivalente a un 67,7% de la capacidad. La provincia en general registró niveles de ocupación “aceptables”, de entre el 40% y el 80%. En las sierras (Villa Carlos Paz, Santa Rosa, Mina Clavero) había un flujo interesante, característico de este momento del año.

En lo que va de 2017 hubo cinco fines de semanas largos (Carnaval, Día de la Memoria, Semana Santa, Día del Trabajador y el Día del Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín) donde viajaron 6.868.985 turistas con pernocte, y dejaron ingresos directos por $15.319 millones en las economías regionales del país.