A mediados de julio, la localidad de Metán, Salta se conmocionó por el caso de una madre y su hija que aparentaban estar sometidas a una fuerza superior. Este jueves, la mujer lo confirmó: “Estábamos poseídas”, aseguró

“Todavía no sabemos cómo pasó esto pero algo nos entró a mi hija y a mí. Gracias a Dios, al pastor Carlos y a la pastora Livis, de la iglesia Evangélica, estamos bien, porque nos ayudaron y nos libraron de ese mal”, relató la mujer de 38 años, madre de la adolescente de 14 años grabada en Salta cuando hablaba en un lenguaje extraño invocando al demonio.

“Lo que vivimos es terrible y mi marido tuvo que luchar y soportar todo esto. Vivió un calvario muy feo cuando estuvimos en el hospital”, agregó al diario El Tribuno. Este hombre dice haber visto a los perros volar por el aire como si un hombre invisible los alzara y los arrojara con fuerza al piso. De hecho, recibió golpes de la joven que pese a ser delgada y bajita, parecía tener una fuerza descomunal. 

“Yo lo que recuerdo es que en esos ataques hablaba lo mismo que mi hija en ese idioma extraño que nos dijeron que puede ser arameo, pero se interpretaron cosas muy raras. Sabemos que llamábamos al demonio, pero lo hacíamos de manera inconsciente. Ojalá nunca volvamos a pasar por eso”, destacó.