La desaparición del submarino ARA "San Juan" es una causa nacional que mantiene a la sociedad en vilo, de hecho, dos mil personas se congregaron en la puerta de la Base Naval de Mar del Plata para rendir homenaje a los 44 tripulantes del sumergible, que lleva once días extraviado en el mar Argentino. En tanto, las inclemencias del tiempo en el sur hicieron que se demorara para hoy la partida del minisubmarino estadounidense hacia la zona de búsqueda.

La masiva convocatoria se realizó a través de las redes sociales, y los manifestantes llegaron a la Base Baval en familia, con banderas, pancartas y mensajes de esperanza para "nuestros 44 héroes". Pasadas las 12.30 de ayer un aplauso sostenido por parte de los presentes, muchos con camiseta de la Selección argentina de fútbol y hasta los familiares del pesquero "El Repunte" que se hundió el 17 de junio frente a las costas de Rawson, se propagó en los alrededores de la base naval. El predio también quedó envuelto entre los cantos de las consignas "Ara San Juan, presente. Por los 44, presente, ahora y siempre". Pero cuando todo parecía que iría a terminar con el Himno Nacional, los familiares de los tripulantes salieron del edificio principal de la Base y llegaron hasta la entrada, donde a modo de agradecimiento aplaudieron a los autoconvocados, quienes les devolvieron el aplauso.

Luego se fundieron en un solo grito de "Argentina, Argentina" para volver a cantar el Himno Nacional y rezaron el Padre Nuestro y el Ave María.

En diálogo con los medios, el padre del cabo principal submarinista Franco Espinoza relató que llegó "desde Jujuy porque quise conocer la casa de mi hijo". "Lo último que se pierde es la esperanza", dijo Espinoza, al señalar que aún espera que lo encuentren con vida. Y destacó que el hecho de que "la gente nos acompañe significa que nos da mucha fuerza. Gracias por el apoyo de todos".

En tanto, la madre del suboficial sonorista Celso Oscar Vallejo le contó a la prensa que si bien "no hay nada concreto, por eso yo no voy a parar hasta que encuentren al submarino. Hasta que no demuestren lo contrario, entonces ahí sí voy a decir ya está". Por otra parte, los fuertes vientos de más de 50 kilómetros por hora que soplaron en la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia hicieron que el buque "Sophie Siem" demorara su salida por no poder izar el minisubmarino, que servirá para el eventual rescate de los 44 tripulantes del ARA "San Juan". De hecho, hasta último momento los voceros de la marina estadounidense y del puerto de Comodoro Rivadavia no habían garantizado aún la partida del buque rescatista.