Como consecuencia de la pandemia del coronavirus, empleados municipales junto a integrantes del Ejército argentino comenzaron a cavar tumbas en el cementerio San Vicente de la ciudad de Córdoba, en espera de lo peor. 

Autoridades municipales ordenaron cavar las fosas a razón de 90 por día. Hasta este sábado al mediodía, ya fueron cavadas unas 400 tumbas en un sector alejado dentro del cementerio.

Lo habitual en ese cementerio es que los empleados caven 10 tumbas por día. Sin embargo, a partir de las especulaciones con respecto al Covid-19, la actividad se multiplicó por nueve y debieron convocar al personal del ejército, que forma parte del C.O.E (Comité de Emergencia).

Al cavado de tumbas se le suma la necesidad de reparación de tres hornos crematorios con los que cuenta el establecimiento, ya que los tres presentan anomalías en sus sistemas de filtro. Esto implica que además de no poder cumplir con su función, tienen un alto riesgo infeccioso.

Autoridades municipales ordenaron cavar las fosas a razón de 90 por día.

En la provincia de Córdoba, según el último reporte del viernes, hay 13 positivos y el total trepó a 169.

Ya fueron cavadas unas 400 tumbas.