Autoridades de la AMIA, la mutual de la comunidad judía argentina, dispusieron en las últimas horas como medida preventiva enviar en cuarentena a un funcionario de la institución, que viajaba en el mismo avión en que volvió de Italia el hombre que se convirtió en el primer caso de Coronavirus de la Argentina.

Según pudo confirmar la Agencia AJN, el funcionario había viajado a Roma para participar en un importante encuentro encabezado por el Papa Francisco y, a su regreso, se confirmó que había viajado en el mismo vuelo en el que regresó el hombre de 43 años al que se le diagnosticó que estaba contagiado, y que permanece internado en una clínica porteña.

El funcionario concurrió en la noche del martes a la sede de la Embajada de Alemania en Buenos Aires, donde el embajador Jürgen Christian Mertens brindó una recepción con motivo del inicio de la presidencia de la "IHRA" International Holocaust Remembrance Alliance (Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto) por parte de Alemania.

Según relató la agencia de noticias, al comprobar la presencia del funcionario "se generó cierta discusión" porque las autoridades de la AMIA ya habían dispuesto previamente que iniciara el proceso de cuarentena como prevención, pese a que no presentaba los síntomas del Coronavirus.