“Ni una piba sancionada por no usar corpiño!”, reclaman mediante algunos carteles que convocan a participar de la protesta.

La agrupación feminista Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) es una de las que llamó a concurrir al Palacio Pizzurno, sede del ministerio de Educación porteño.

Desde MuMaLa aseguran que también se sumarán “alumnas y docentes del Nacional Buenos Aires, el Mariano Acosta y el Carlos Pellegrini”.

En apoyo a la alumna sancionada, estudiantes de su colegio empapelaron el edificio con carteles que decían: “mi corpiño no define que tan buen alumna soy” o “no es lo largo de mi pollera sino lo corto de tus ideas”, entre otras consignas que le reclamaban a la rectora una explicación.

A falta de una respuesta de la rectora, voceros del ministerio de Educación porteño salieron a relativizar la situación.“La alumna no fue sancionada. Lo que recibió fue un llamado de atención por haber roto una pauta de vestimenta que ellos mismos (por los alumnos y los padres) establecieron”.

Desde la cartera educativa señalaron “todos los secundarios estatales de la Ciudad se rigen por una guía orientadora en la que directivos, padres y alumnos acuerdan su propio código de convivencia. Y en él pueden definir si incluyen o no pautas de vestimentas”.