Suele ser la antesala al despido si se sostiene en el tiempo y en el caso de Fiat las suspensiones de trabajadores ya llegan a 2.000. El CEO de la empresa, Cristiano Rattazzi, causó polémica este martes al asegurar que "no es tan grave, son cosas que pasan". "Tuvimos que suspender 2.000 trabajadores" puntualizó este martes Ratazzi y aseguró que por un acuerdo con el gremio de los mecánicos Smata, los operarios "siguen cobrando el 75% del sueldo", como suele acordarse en estas situaciones que el empresario consideró "no tan grave".

"Siempre hemos tenido que suspender trabajadores y luego tomarlos", dijo y disparó: "Nos interesa Brasil, no Argentina". Por último, elogió la gestión del presidente Mauricio Macri: "Es la mejor de los últimos 70 años. Estamos saliendo de una cleptocracia".