Cristina compartió un almuerzo familiar en "Mini Delivery".

La ex mandataria Cristina Fernández asistió este sábado al mediodía al bautismo de sus nietos, Nestor Iván y Emilia, hijos de Máximo Kirchner en Río Gallegos, Santa Cruz.

Luego de la ceremonia, la cual se extendió durante 45 minutos, amigos y familiares de la ex presidenta cruzaron frente al lugar, situado en la esquina de Jofre de Loaiz y la avenida Néstor Kirchner, para almorzar en el restaurante "Mini Delibery". Minutos después, volvió a aparecer la actual senadora nacional electa por Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires.

Cristina, compartió el almuerzo acompañada de su secretario y la custodia. En la mesa, también estaban las hermanas García, amigos de Máximo y Rocío, el diputado provincial Matías Besi y otros allegados.

Testigos vieron a la ex presidenta muy distendida durante la velada y jugando con sus nietos durante todo el encuentro, el cual duró dos horas. Aproximadamente a las 15:15, se retiró junto a Máximo tratando de evitar fotógrafos y periodistas.