Rúben Jerez es el agresor. 

"Si sale, ya me dijo que lo primero que va a hacer es matarme”. señaló con desesperación María, una mujer que sufrió una brutal y demencial agresión en manos de su ex pareja, quien hasta el momento permanece detenido. La joven recibía diariamente amenazas, las cuales se cristalizaron en las últimas horas cuando fue interceptada por el sujeto en el interior de su vivienda, en la localidad bonaerense de Moreno.
El agresor reflejó una clara intención de matarla, hecho que fue frustrado por el novio de la víctima, quien logró reducirlo. Finalmente fue detenido. No obstante, es latente el riesgo que recupere su libertad. En la noche del sábado 19 de agosto, María se aprestaba a retirarse de su domicilio, en el barrio Las Catonas, de Moreno, cuando fue sorprendida por la espalda por su ex pareja, identificada como Rubén Jerez.

El sujeto se hallaba escondido en el interior de la vivienda y tras sujetar a la mujer, extrajo un fierro y se lo asestó en más de veinte oportunidades, provocándole fractura de cráneo. Al respecto, la víctima relató a Crónica que “me había dicho ese día que me iba a destrozar, pero pensé que me iba a romper la casa. Cuando salí, estaba en el patio delantero y me dio una golpiza terrible. No tenía fuerzas para gritar”.

Sin embargo, en un instante, María cobró fuerzas y pudo llamar a su novio, quien se hallaba en el interior de la propiedad. Entonces, la actual pareja de la joven tomó intervención y se trenzó en lucha con Jerez, quien a pesar de volver a emplear el elemento contundente, finalmente fue reducido hasta el arribo de las autoridades policiales.

Sólo un alivio

El arresto del violento individuo significó sólo un alivio para su ex esposa, puesto que si bien se lo imputa por lesiones leves, las posibilidades que sea liberado, mientras avanza la causa, son por demás considerables. Al respecto, la víctima reconoció que “me da muchísimo miedo porque ya me dijo que apenas pueda salir de la cárcel, lo primero que va a hacer es matarme. No me merezco lo que estoy pasando”.

Sus temores se basan en las aberrantes advertencias que Jerez le destinó durante los dos últimos años, luego que ella decidiera culminar con el vínculo amoroso. En una ocasión, el apresado le aseguró que “vamos a salir en la tele porque te voy a matar a vos y después me suicido”. Ante semejante ira del imputado, María clama que las autoridades confirmen el arresto, con el fin de reconstruir su vida con absoluta calma.