Más de cinco mil familias tuvieron que ser asistidas, miles de ellas evacuadas, a causa de las inundaciones que desde hace días afectan a cinco provincias del norte argentino y que ya dejó un saldo de 4 muertos y varios pueblos aislados, una situación que podría empeorar si se concretan los pronósticos de nuevas tormentas anunciadas por el Servicio Meteorológico Nacional.

En Corrientes ya son más de 2500 los evacuados y hay parajes que quedaron aislados, lo que dificulta la asistencia que brinda Defensa Civil. Orlando Bertoni, jefe de Operaciones de Defensa Civil provincial, confirmó que están brindando asistencia en las localidades de Empedrado, Concepción, Mercedes, Paso de los Libres y Santa Lucía, esta última la más complicada por el desborde de un río. 

En lo que va del temporal ya se registraron cuatro muertos. En Paso de los Libres, durante las últimas jornadas se registraron tres victimas fatales. Una madre y su hija murieron ahogadas y también se encontró el cuerpo de un hombre identificado como Ariel Irigoyen, cuyo auto fue encontrado primero y su cuerpo algunos kilómetros más lejos. A estos tres se suma un nene que fue golpeado por una rama cuando circulaba en moto con su papá en la ciudad de Santiago del Estero.

Mientras tanto, el vicegobernador Gustavo Canteros encabezó el comité de crisis junto a representantes de Gendarmería Nacional, Defensa Civil y otras autoridades. Por su parte, las autoridades chaqueñas afirmaron que, solo en la capital provincial, hay al menos 4.500 familias directamente afectadas y 500 evacuados en seis centros comunitarios y escuelas públicas.

Ante esta situación, el intendente Jorge Capitanich le envió una carta al presidente Mauricio Macri en la que le solicitó "el máximo esfuerzo, celeridad y prioridad" para la ejecución de dos obras "esenciales" que mitigarían los efectos de las inundaciones en toda el área metropolitana del Gran Resistencia. "Sabemos de las dificultades del país y de las restricciones presupuestarias, pero las necesidades de nuestra comunidad resultan impostergables", planteó el intendente.

En la provincia de Santa Fe, el secretario de Recursos Hídricos Juan Carlos Bertoni dijo que la situación en el norte provincial "se complica aún más" con los pronósticos de corto plazo que se suman al agua que baja desde Santiago del Estero y Chaco"La previsión en los próximos seis días, en toda una franja que va desde el noroeste hacia Reconquista es de más de 200 milímetros: nos preocupan los caudales del arroyo El Rey, que desagua entre Avellaneda y Reconquista. Vamos a tener una crecida importante. Es una situación cada vez más complicada", resumió en declaraciones a El Litoral.

En el norte Santafesino, casi en el límite con Chaco, se encuentra la localidad de Los Amores, una de las más castigadas del norte ya que en los últimos 20 días sufrieron lluvias por más de 740 milímetros, casi tres cuartos de lo esperable para todo el año. 

El jefe comunal Omar Walker dijo en declaraciones a FM Sol 91.5 que "la mitad del pueblo está totalmente anegado" y que "rezan" para que las aguas no pasen las defensas ya que, si no, tendrían "que evacuar a 1.500 personas". Mientras tanto, más 800 familias afectadas por las inundaciones fueron asistidas en Santiago del Estero, según informaron fuentes de Defensa Civil.

En la ciudad de La Banda llovieron 220 milímetros en 10 horas y este jueves sus pobladores cortaron la autopista Juan Perón para reclamar la entrega de alimentos. En Tucumán, por último, fueron al menos 400 las personas asistidas tras las tormentas que se registraron durante los últimos dos días.