Cuatro pibes entre 15 y 17 años permanecen en estado “delicado” en el Hospital San Martín de Paraná, donde ingresaron tras ingerir medicamentos de expendio bajo receta, entre ellos barbitúricos (sedantes), que encontraron en un contendedor de basura en un barrio de la capital de Entre Ríos

A los menores, tres varones que son hermanos y una mujer, se les realizó un lavado de estómago.

"Están en cuidados críticos en la guardia. Ingirieron medicamentos de distintas clases, incluso barbitúricos, que son hipnóticos. Por eso hay uno que está entubado y con asistencia respiratoria”, dijo el jefe de Guardia del Hospital San Martín, Luis Ríos.

El médico agregó que "Los varones son tres hermanos. Están bajo tratamiento a efectos de que el organismo elimine los medicamentos que consumieron. Se debe esperar entre 24 y 48 horas para determinar la evolución”.

Según dijo el jefe de Guardia, los medicamentos que sólo se venden bajo receta “pueden provocar la muerte” y criticó a las personas que los tiraron al contenedor “sin ninguna responsabilidad, ya sean porque están vencidos o no toman más. Ese no es un lugar para tirar remedios. Hay que destruirlos”, pidió.