Casarse en tiempos de crisis resulta cada vez más complicado para una generación que debe disponer de un presupuesto elevado para organizar la fiesta. En algunos casos, el alquiler de un salón, con DJ, servicio de mesa, barra libre y cena alcanza los $600 mil con un promedio de invitados de 200 personas, es decir, $3 mil por cabeza.

"Para mí es un esfuerzo enorme, lo hago porque realmente quiero. Pero entiendo que no es el mejor momento del país, por eso trataré de hacerlo con tranquilidad y optimismo, si no la pasás mal y la sufrís", indicó a Crónica Sofía, una joven que dentro de unas semanas pasará por el registro civil para dar el sí. "El momento no ayuda. Las cosas están caras y los precios, inestables. Te dicen un presupuesto y al otro día, cambia. Desde algunos salones me comunicaron que, por más que se reserve, el valor del alquiler no se congela. Por lo tanto, te pueden aumentar del 6% al 10%, dependiendo de si suben los precios", agregó.

Otro dolor de cabeza es el tan deseado vestido de novia. Carla de Bairos Moura, diseñadora de alta costura, explicó: "Rondan entre $15 mil y $24 mil, siempre dependiendo de la tela. Sin embargo, la mayoría de las personas prefiere alquilar. Nuestro negocio va a cumplir 22 años y la realidad es que nunca estuvimos tan mal. Esta fue primera vez en la historia que tuvimos que vender algunas cosas para poder pagar los impuestos y el alquiler, que es lo primordial, porque es nuestra fuente de ingreso en la familia".

En tanto, destacó: "Hace rato que no entra nadie a nuestro local. Lo que la pensamos con mi esposo, porque trabajamos juntos, es que tenemos que resistir a esta terrible situación. Lamentablemente han cerrado muchos negocios de nuestro sector. Nosotros damos cuotas y tuvimos que hacerlo porque los clientes no te pueden pagar ni de contado. Pedimos una seña y lo van abonando. Buscan precios y no calidad", cerró.

Otro golpe al bolsillo es la contratación del fotógrafo. Si bien el precio es relativo, algunos ofrecen un paquete de 600 fotos y una filmación por $25 mil. Mientras que otros, por menos imágenes y sin cortometraje, se reducen a $15 mil. "A veces hay que agarrar lo que venga, sea lejos o cerca, porque la situación económica no es buena. Además, es fundamental seducir al cliente con un buen combo y contarle todos los beneficios que obtienen al contratara un profesional, porque ya nos ha pasado que algún familiar se ofrece para agarrar la cámara y ahí se nos cae el trabajo", señaló Emiliano, fotógrafo de profesión.

¿Y qué pasa con los maquillajes y peinados? María Ximena Fida, de Makeup Hair, expresó: "El servicio es a domicilio o en el lugar elegido para arreglarse (suite del salón, habitación del hotel). Dentro de Capital Federal, el viatico está incluido; zona oeste, norte y sur tiene un costo adicional que se debe sumar el valor total del servicio. La prueba para la homenajeada cotiza entre $1.200 y $3.300, el combo Makeup y peinado". En toda fiesta, el famoso carnaval carioca tampoco puede faltar. Los artículos más comunes, en una reconocida casa de productos de cotillón, se consiguen entre los $4.190 y los $5.161 para 100 personas. Asimismo, los anillos de boda van desde $3 mil en adelante el par. Los de oro, en algunos casos, pueden superar los $10.000.

Sellar el amor y celebrarlo a todo trapo en esta instancia de crisis, donde el peso pierde valor y la moneda extranjera va en aumento, puede costar más de un millón de pesos, un lujo para pocos.

Ver más productos

La beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda a beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Roma está poblada de aborígenes

Roma está poblada de aborígenes

Ver más productos