La ciudad de Buenos Aires y el sur del conurbano y de la provincia de Entre Ríos están están afectadas por un alerta amarilla a raíz de las altas temperaturas que registraron este martes y que llegaron a los 33 grados, de acuerdo a un informe del Servicio Meteorológico Nacional.

Este nivel de alerta implica un riesgo leve a moderado, lo que significa que puede ser peligrosa para los grupos de riesgo como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos.

En la ciudad de Buenos Aires las temperatura llegó a un pico máximo de de 33,4° de temperatura y 34,8° de térmica.

En cambio este miércoles se esperan lluvias y tormentas aisladas pero a la tarde la temperatura irá en ascenso hasta llegar a los 32 grados.

Para el jueves, el calor se intensificará con una máxima de 33 grados, el viernes trepará a los 35 y para el sábado se espera el día de más alta temperatura cuando la temperatura trepe a los 37 grados.

En tanto hacia la noche de ese día el tiempo irá desmejorando con probabilidad de precipitaciones.

Fuente: Télam