El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires demandará por 700 mil dólares a Luca Singerman, el joven de 21 infectado de coronavirus que se subió a un barco de Buquebus en Colonia, Uruguay, para regresar a Buenos Aires, luego de haber estado de vacaciones por Europa, el principal epicentro de la epidemia. 

Es que el rugbier no solo se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión por infringir el artículo 229 del código penal por “saber que podía estar enfermo” y esparcir el Covid-19, sino que además la  Ciudad de Buenos Aires buscará que se haga cargo del millonario operativo que debió afrontar el Estado.

El procedimiento incluyó desde el traslado de 400 personas en ambulancias a diferentes hoteles, hasta la estadía de aislamiento que estas deban cumplir. El operativo fue coordinado entre Salud y el SAME, con el apoyo de Policía de la Ciudad y Prefectura. Las personas fueron llevadas a los hoteles Presidente, Panamericano y Escorial, y la tripulación al hotel Naval, en un trabajo coordinado entre el gobierno de la Ciudad y el nacional.

Sin embargo, se aguarda la respuesta de parte de la fiscal federal de la causa, Alejandra Mangano, para saber si prospera el planteo contra el ex Buenos Aires Criquet & Rugby Club.

Por lo pronto, Singerman fue trasladado al Instituto Agote, donde se encuentra internado junto a otros cuatro pasajeros que también fueron allí derivados.

Además, el joven fue imputado por la Justicia Federal por haber abordado un ferry de Buquebus con síntomas de coronavirus. El pasajero, de 22 años, había viajado días atrás a Europa y luego había sido internado en un hospital de Colonia, Uruguay, de donde escapó para embarcarse. 

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos