Eduardo Gerome, el abogado defensor de la anestesista Nélida Inés Puente, quien asistió a la periodista Débora Pérez Volpin durante el estudio médico, informó que Puente se puso a disposición de la justicia. "Mi clienta está destruida", indicó en principio Gerome, quien ante la consulta aseguró: "No me preocupa la presión de los medios".

El abogado luego aclaró que Puente “no se autoimputó, como mencionan algunos medios de comunicación”, sino que ante la denuncia presentada por la Justicia para que se investigue el hecho “se presentó diciendo que era una de las posibles personas de la cadena de responsabilidad, y solicitando participar de la autopsia.

Además, recordó los pasos de la causa: "Hay un análisis de las vísceras, esto se va a conocer el 16. Es un estudio comentario, la autopsia, ya esta, y el juez podrá o no esperar el informe para avanzar". Y sostuvo que al estudio que fue sometida la periodista era "una intervención menor".

En tanto, indicó cómo notó Puente a Pérez Volpin en la previa a la operación: "La nota con una simpatía que trascendía su persona e irradiaba a los demás. Así estaba mas allá de los dolores que tenía". Y recordó que la periodista "desarrollo una relación empática" con los médicos.

El letrado añadió que “durante la intervención, lo que le provoca la primera reacción negativa es la desaturación de oxígeno, es decir, que no puede respirar; pasó esto, fue abrupto y los médicos interrumpieron la tarea que estaban realizando y se abocaron a la reanimación”.

No dudó en aclarar la diferencia entre mala praxis y el error humano: "Si uno es imposible que pudiera haberlo evitado no es mala praxis. Pero si no hizo algo, no reaccionó a tiempo o tuvo negligencia, si es mala praxis", y remarcó que en el caso de su clienta "yo descarto una mala praxis".

"En este caso, yo no hable de error excusable. No nos podemos adelantar y ya los propios médicos van a indicar qué paso y de quién fue la responsabilidad. Cosa que no apunta para el lado de la persona que defiendo profesionalmente", destacó nuevamente Gerome.

Luego dio detalles de como Puente repaso su accionar durante la intervención: "Ella se auto analizó. Recapituló paso por paso y recordó que hizo todo lo que tenía que hacer. Estamos a disposición para que se averigüe todo".

Por último, dijo: "Mi defendida habló con la familia de Pérez Volpin y respondió a todas sus preguntas". Ante la consulta sobre cuándo será citada por el juez, sostuvo que será "cuando los pasos y los tiempos se determinen. Puede ser que después de la autopsia los cite o que primero lea los informes médicos".