Cientos de personas, entre ellos familiares y amigos, despidieron esta tarde en el cementerio de la Chacarita los restos de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, quien falleció el martes mientras le realizaban un estudio gástrico.

Tras el velatorio en la Legislatura porteña, el cortejo partió cerca de las 13.30, se dirigió hasta las puertas del Canal 13, donde la periodista trabajó durante 25 años, y llegó poco después de las 15 al cementerio.

A las 15.15 los restos ingresaron a la capilla del cementerio donde se ofreció un responso ante la presencia de familiares y amigos más íntimos.

La caravana integrada por media docena de autos fue escoltada por motos de la Policía Federal en su trayecto entre la Legislatura y el cementerio.

Con lágrimas y gestos de emoción varios de sus ex compañeros se acercaron al coche fúnebre que trasladaron los restos de la periodista. 

Sobre el féretro, podía verse una nota que dejó Marta Lea Volpin, su madre: "Siempre estarás conmigo, te amo mamá".

Con un cerrado aplauso los asistentes a la ceremonia de despedida recibieron la llegada de Pérez Volpin a la necrópolis, donde algunos particulares aguardaban con ramos de flores en sus manos que las arrojaban al paso del féretro. Los restos de la periodista fueron inhumados en un sector privado. 

Entre los asistentes estaba el diputado nacional Martín Lousteau, su esposa la actriz Carla Peterson y el dirigente radical Enrique Nosiglia.

Entre sus ex compañeros se contaban los periodistas Marcelo Bonelli, Julio Bazán, Juan Micheli, entre otros.