El lenguaje inclusivo continúa desatando polémica. Esta vez el debate se instaló en un colegio en la provincia de Mendoza, donde una vicedirectora fue desplazada de su cargo, tras emplear el "todes" para saludar a los cursos de la escuela primaria.  

"Buen día a todos, todas y todes", expresaba la docente Carolina Gutiérrez todas las mañanas a los alumnos de la Escuela N 1-002 Manuel Blanco Encalada del departamento de Junín, para dar ingreso a las aulas.

Esto despertó el enojo de los padres de los menores que demostraron su rechazo a través de una nota firmada en la que expresan: "Nos preocupan la transmisión de un vocabulario en la institución educativa, cuyo significado no está descrpto en la Real Academia Española, generando en las diversas etapas evolutivas de los niños-fundamentalmente en los menores de nueve años-una confusión en la interpretación del mensaje".

La carta fue dirigida a la supervisora regional de la Dirección General de Escuelas (DGE). Además, en la misma, los emisores expresan que en otras oportunidades, Gutiérrez también se refería al alumnado como "chicos, chicas, y chiques". 

Tras la misiva de los padres, la DGE decidió trasladar "en forma preventiva" a otra dependencia educativa a la docente, mientras tanto se lleve adelante la "investigación administrativa", que será elevada a la Junta de Disciplina para determinar como proseguirá el caso. 

"Los padres nos plantearon su disconformidad porque la vicedirectora utilizaba el lenguaje inclusivo. En realidad lo que nos planteaban es que esta utilización, más allá de que puede generar voces a favor o en contra, no había sido algo consensuado con la comunidad, con los padres o con el personal de la escuela", contó Hugo Martín, delegado regional de la DGE en la zona Este, en diálogo con Radio Nihuil.

Asimismo, Martín anadió: "A raíz de una serie de reuniones que realizamos con los padres, advertimos que había un quiebre institucional entre la comunidad educativa y la vicedirectora Rodríguez". Por ello, es que se definió desplazar a la maestra en forma temporaria. 

Por su parte, la docente en cuestión fundamentó su posición, y sostuvo: "Lo uso para que estas personas, que no tienen una aceptación de la niñez trans de parte de su familia, en un ratito de su día, en un pequeñísimo lugar de sus vidas, alguien les salude y se sientan reconocides en algún momento, esa es la intención”. Y aclaró: "Estamos hablando del discurso de una construcción colectiva que va cambiando con las realidades sociales, nadie por el uso del lenguaje cambia su identidad sexual".