Argentina cerró el año 2017 con una inflación de 24,8%, informó el Instituto Nacional de Estadística (Indec), lo que la coloca como la segunda más alta de América Latina, después de Venezuela, país que cerró el 2017 con un 2616% y podría llegar a un 10.000 este 2018. 

 

 

El número final de Argentina está muy por encima de la meta de 17% que había establecido el gobierno del presidente Mauricio Macri. El índice de precios al consumidor para el pasado mes de diciembre fue de 3,1%, según el Indec.

"Nadie baja la inflación de un día para otro en un esquema (de reforma) gradualista como el de Argentina", comentó el economista Ramiro Castiñeira, director de la firma Econométrica. 

"El esquema argentino es gradualista porque necesita de consensos, puesto que la agrupación política del gobierno (Cambiemos) es minoría en el Congreso y tiene que estar todo el tiempo negociando", refirió el economista.  

A fines del año pasado, el gobierno elevó su meta de inflación para 2018 de 10% a 15%, pero los analistas también dudan de que la pueda cumplir esta vez. 

El gobierno de Macri decretó hace pocos días aumentos en las tarifas del transporte público en Buenos Aires y se espera para los próximos meses ajustes en los servicios de gas, electricidad y agua, que durante años tuvieron importantes subsidios. A la vez, el Banco Central redujo esta semana su tasa de referencia en 0,75 puntos a 28%. 

"Si se busca una menor velocidad de desinflación que la planeada originalmente, corresponde un sendero de política monetaria menos contractivo que el que antes se preveía", explicó el Banco Central en un comunicado. 

"Con la cifra del año pasado, mantener una meta inflacionaria de 10% en 2018 era prácticamente imposible", opinó Castiñeira, quien consideró como lo más probable que el índice de precios al consumidor termine este año "más cerca del 20% que del 15%". 

Sin embargo, el economista señaló que la modificación de la meta inflacionaria permitirá unas negociaciones salariales con los sindicatos "que no generen un conflicto social".
 
Argentina tuvo una caída de su economía de 2,3% en 2016, pero se recuperó 2,8% en 2017. Para este año, la proyección del gobierno es de un aumento de 3%. La pobreza alcanza al 28,6% de la población y el desempleo es de 8,3%. Las metas de déficit fiscal son de 3,2% del Producto Interno Bruto en 2018, 2,2% en 2019 y 1,2% en 2020. 

 

Fuente: AFP