La mala relación entre Graciela Horrillo comenzó cuando el individuo de 28 años “empezó a asesinar y comer mascotas del barrio, mayormente gatos. Ante eso, los proteccionistas, que se enteraron de lo que sucedía por los comentarios de varios vecinos, le pintaron la casa y él creyó que había sido yo”.

 

La mujer agredida. (gentileza diario Hoy)

El 15 de septiembre, cuando se encontraba en su vivienda de calle 133 y 58 fue atacada por el "masticador compulsivo de mascotas" con adoquines que el joven arrojaba a su vivienda. 

De hecho, uno de los proyectiles impactó en la ventaja y luego en su brazo, por lo cual la señora realizó la denuncia a la policía en primera instancia, y luego ante la fiscalía. 

“Te voy a matar porque me escribiste la pared”, gritaba el descontrolado caníbal de felinos, mientras bombardeaba a pedradas el frente de la casa de su vecina.

 

Fuente: Diario Hoy