Apenas un día después del debut de las subastas diarias de u$s60 millones provenientes del  FMI, que ayer ayudaron al dólar a hilvanar su sexta baja en fila, una retracción en la oferta hizo que la moneda norteamericana recuperara el terreno perdido y cortara la racha: el dólar subió 1.47% para cerrar en el promedio de los bancos de la city porteña a $43,36.

Ya antes de la llegada de los dólares del Fondo y las liquidaciones del agro, que traerán meses de mayor oferta, los analistas se negaban a augurar un nuevo veranito cambiario y previeron un segundo trimestre de mayor estabilidad pero con días de estrés y un avance de la dolarización hacia mitad de año.

Hoy el mercado habló de al menos un fondo extranjero que invirtió en los Bote 2023 y 2026 por unos $12 mil millones y aprovechó el vencimiento de ayer para tomar ganancia y pasarse a dólares.

"Todavía no sé si uno solo o son más los fondos que se está dolarizando la renta, pero si bien eso ocurrió, lo cierto es que no subió mucho el volúmen operado, del pasado lunes a este martes, incluso, bajó un poco; por lo que no estoy corroborando que haya habido una demanda exesiva", describió Chistian Buteler a BAE Negocios.

Para el analista financiero lo que ocurrió es que "se corrieron un poco los vendedores". Y la razón es clara: "vende el que necesita vender".

"Argentina sigue estando entre las monedas más débiles del mundo y la región y eso no ha cambiado. No lo cambiará los u$s60 millones (que subastará a diario el Tesoro) ni la llegada de los dolares del campo, que ayudarán un poco, pero ante cualquier pequeño evento la oferta se retrae y la demanda sigue estando", explicó.

Para Fernando Izzo, de ABC Mercado de cambio, sí hubo "un poco más de demanda" -aunque no se viera reflejado en un mayor volumen-. Y agregó que, además de la retracción de la oferta de dólares por parte de los bancos, bajó "la oferta de los exportadores cerealeros". Y agregó: "No hay un día igual al otro. No hay una explicación o más bien hay un poco de cada cosa".

Gustavo Quintana, en tanto, estimó que hubo “importantes órdenes de compra destinadas a dolarizar el cobro de renta de bonos que están venciendo impactaron en el mercado mayorista y torcieron la tendencia con una fuerte suba del tipo de cambio”.

El volumen operado hoy fue de u$s740 millones, apenas u$s7 millones más que ayer -el 1%-, cuando se operaron u$s733 millones. El dólar bajó el pasado lunes 1,7% y subió esta jornada 1,8%.

La tendencia compradora se verificó desde el inicio de la rueda y se terminó que ratificar cerca del mediodía, cuando el Banco Central subastó el primer tramo de u$s30 millones por orden del Tesoro, en el que el precio promedio de la divisa fue de $42,1937.

Este valor representó una suba promedio de 1,43% respecto al promedio de la víspera, cuando la entidad monetaria llevó a cargo la primera subasta de divisas por encargo del Tesoro.
Finalmente, el valor promedio de las subasta fue de $42,2160, contra $41,60 del lunes.

De esta forma, el dólar mayorista cerró en $42.39, con un avance de 1,85%, en una jornada en la que el volumen de negocios ascendió a u$s740 millones en el mercado de contado.

En lo que respecta a la licitación de Leliq, la tasa de interés registró un baja promedio de 0,06 puntos básicos, al quedar en un promedio de 66,792%, en una jornada en la que el monto total adjudicado ascendió a $216.773 millones.