Son mujeres con distintas discapacidades, que forman parte del mismo movimiento que lucha contra las amenazas de una sociedad machista. Militan, reclaman y pelean por sus derechos, contra la discriminación y las adversidades a las que deben enfrentarse todos los días de su vida. Buscan la igualdad de género, el acceso a la salud, que se cumpla el cupo laboral para personas con discapacidad y que el Estado no las abandone.

Son mujeres que ante las desventajas económicas, profesionales y sociales sienten una doble discriminación: la que padecen por razones de género y la que sufren por la propia discapacidad. Ellas exigen la misma igualdad de derechos y oportunidades para todas las mujeres.

“Tener una discapacidad y a la vez ser mujer, es como tener una doble vulnerabilidad”, aseguró a cronica.com.ar Florencia Cambareri, quien tiene 25 años, estudió recursos humanos y está haciendo la tesis sobre “Inclusión de personas con parálisis cerebral”, que es su diagnóstico. A raíz de toda la discriminación que fue viviendo mientras buscaba trabajo, decidió empezar a estudiar la Carrera de Derecho. Hoy lleva adelante “Repensar la Discapacidad”, un sitio de Instagram para visibilizar y concientizar lo que las personas con discapacidad padecen.

Florencia, quien camina con mucha dificultad,  hace algunos años tuvo un episodio traumático y desde entonces no se maneja sola en la calle. Puedo estar viajando sola en un remise y no sé si el remisero va a respetar a donde yo quiero ir, o si se va a bajar y me va a querer matar, robar, violar o lo que fuere. yo quedaría en shock y no podría salir de esa situación, contó con angustia y agregó:Si me pasara algo así. no podría defenderme.

 

Mujeres y discapacidad: Florencia Chistik, Guadalupe Bargiela y Florencia Cambareri (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

Yo tengo la discapacidad desde que nací, convivo con eso, y para mí esa es la normalidad, no conozco otra vida, dijo. 

Para Florencia, como mujeres, no sólo conviven con la discapacidad. “Además. sufrimos ataques de pánico y obsesión. porque todo lo que tiene que ver con salud mental está invisibilizado”, expresó.

Para Guadalupe Bargiela, de 18 años, quien padece una discapacidad en la visión, la misma persona que te ayuda en la calle puede ser la misma que te lleve a algún lado que no querés ir, tocarte o hacerte mal a propósito. Nos pasan las cosas por mujeres pero se agravan cuando tenés una discapacidad, explicó.

 

Mujeres y discapacidad: Guadalupe Bargiela (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

Guadalupe milita en la Federación Argentina de Instituciones de Ciegos y Ambliopes (FAICA), en La Cámpora y forma parte de META, un movimiento de jóvenes que accionan por los colectivos de personas con discapacidad y personas LGBTIQ. Además, trabaja y es estudiante de Derecho, también a raíz de “las vulneraciones de derechos que sufren las mujeres con discapacidad por parte de la justicia patriarcal”

“Puede haber violencia  entre amigues, con la familia, pero en la calle estamos mucho más expuestas, declaró y explicó: Hay un montón de violencias,  hablamos del machismo como opresión y del capacitismo como opresión a las personas con discapacidad.

 

Mujeres y discapacidad: Sufren doble discriminación, por género y por discapacidad (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

El capacitismo, que se entiende como una forma de discriminación o prejuicio social contra las personas con discapacidad, es lo que padecen ellas y otras personas con discapacidad como violencia.

Militancia y discapacidad

Nos excluyen también del feminismo cuando no hacen un protocolo para las marchas, explicó Guadalupe, quien por esta razón junto a otras compañeras, decidió crear un protocolo de seguridad que incluya a las personas con discapacidad en las manifestaciones, que contemple las mismas necesidades que el resto de las personas pero que además tenga en cuenta las necesidades de las personas con dicapacidad como la presencia de voluntarios o puntos de apoyo al momento de marchar.

Mujeres y Discapacidad: la lucha por la equidad (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

Guadalupe también destacó, al igual que el resto de sus compañeras, que en muchas de las manifestaciones no sólo no se tiene en cuenta a las personas con discapacidad  sino que además la accesibilidad se les hace muy difícil. Los medios de transporte y las formas de llegar a los puntos de encuentro les hacen muy difícil el deseo de participar. Lo mismo sucede en recitales u otros eventos de mucha masividad.

La discapacidad se invisibiliza mucho como por ejemplo en los grupos de amigos de Whatsapp, envian un montón de memes, donde te encontrás con cincuenta mensajes y son todas fotos. que no las veo, y que nadie las describió. Yo necesito que me las describan, y no puedo pedirle a todos todo el tiempo que lo hagan. O como al chofer del colectivo. que le pedís por favor que te avise donde tenés que bajar y no te avisa, explicó decepcionada.

“Puede haber violencia  entre amigues, con la familia, pero en la calle estamos mucho más expuestas

Como persona con discapacidad, además, Guadalupe contó: Nos infantilizan tanto que nos ponen en un lugar de no podés, no nos ven como personas con potencial a enamorarnos de otras y agregó: También nos ven subir un escalón y nos felicitan como si fuéramos niños. Cuando nos quieren ayudar te invaden, te despersonalizan y te reducen a tu diagnóstico

Sobre la infantilización de las personas con discapacidad, Guadalupe, quien dicta talleres sobre  " Discapacidad y Género", relató una experiencia que vivió: Una madre. que tiene una hija de 30 años con discapacidad motriz intelectual, me contó que ella misma la bañaba. La mujer empezó el relato contándome que la hija había llamado a la policía y cuando le pregunté por qué, me dijo que la había amenazado con tirarle agua hirviendo si no se bañaba. ¡Y claro, la chica de verdad se sintió amenazada!

 

Mujeres y discapacidad: contra el machismo y el capacitismo (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

La misma madre me relató que ella la baña y le higieniza sus partes íntimas. Muchas veces, sobretodo en los barrios más pobres. no se tiene conocimiento de los derechos de las personas con discapacidad. Entonces digo, no es lo mismo ser una mujer de Capital que una de una identidad disidente, pobre o de una provincia del interior, contó. 

  Para Guadalupe, siempre se habla de los adultos con discapacidad pero nunca se habla de las niñeces con discapacidad

No se piensa en la persona con discapacidad como un sujeto de derecho. Se nos coarta y se nos limita en autonomía. ¿Por qué no habla de autonomía progresiva también en niños con discapacidad? Por otro lado, nos inculcan el miedo, y además de nuestros propios miedos también tenemos que salir del miedo de nuestros padres y de nuestras familias, expresó.

No se piensa en la persona con discapacidad como un sujeto de derecho. Se nos coarta y se nos limita en autonomía".

La subjetividad de toda vivencia

Florencia Chistik, de 29 años, usuaria de silla de ruedas ambulatoria, aseguró: Hay millones de razones por las que una persona puede tener una discapacidad. No es lo mismo nacer con una discapacidad que adquirir una discapacidad en el transcurso de tu vida. Hay muchísimas variables en la discapacidad

Hay mucha exposición a violencias o atropellos de derechos que compartimos. y que coinciden. pero después la vivencia en sí en la discapacidad es completamente subjetiva, por eso también se hace tan complicado entender la vivencia de la otra persona, explicó.

Mujeres y discapacidad: Florencia Chistik, Guadalupe Bargiela y Florencia Cambareri (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

Para Florencia Chistik, por el tipo de “sociedad machista y capacitista” como mujeres están aún más expuestas a las vulneraciones. “Creo también que social y culturalmente se nos enseñó tanto como mujeres, como disidencias de género con discapacidad, que no nos podemos defender. Nos metieron mucho eso en la cabeza de que no podés por mujer, por disca y por disidente”, expresó.

  Me ha pasado de ir por la calle y que alguien me agarre la silla sin preguntarme. ni decirme nada y que me empuje. Y te dicen: te estoy ayudando a cruzar la calle ¡Pero en ningún momento me preguntaste si lo necesito! Todo porque la persona quiere hacer caridad o su buena acción del día, contó Florencia.

  “Están enfocados exclusivamente en la discapacidad más que en el todo de la persona”, aseguró.

 

Mujeres y discapacidad: en la búsqueda de la igualdad (Foto: Jonatan Moreno/Crónica)

Por esto, como mujer con discapacidad,  Florencia sabe que es mucho lo que falta en el reconocimiento de derechos. Cree que la Educación Sexual Integral (ESI) debe ser "no sólo con perspectiva de género y con perspectiva en diversidad sexual", sino que además,  "debe ser con perspectiva en discapacidad

Además,  demanda: “Que se dejen de hacer esterilizaciones forzadas. Yo pude ejercer mi derecho y yo pude elegir hacerme una ligadura de trompas, yo lo pude elegir. Pero tampoco es casualidad que a mi me dieron la autorización y me hicieron la ligadura de trompas rapidísimo; pero tengo amigas sin discapacidad que desde hace años están tratando de hacerlo y no las autorizan, concluyó.

La esterilización forzada a la que refiere Florencia Chistik, es una forma de esterilización que se realiza sin consentimiento, ni justificación médica o clínica y con intención eugenésica, punitiva o anticonceptiva forzosa en muchas mujeres con discapacidad, según explicó ella misma.

“Están enfocados exclusivamente en la discapacidad más que en el todo de la persona”

Para mujeres con dicapacidad, la doble discriminación está latente en una sociedad machista y capacitista que tiene mucho por deconstruir y mucho por aprender. La vulneración de derechos, estas jóvenes como tantas otras, la combaten día a día. Pero ellas hablan por ellas y por otras tantas que no tienen voz, ni recursos, ni posibilidades. Y los derechos vulnerados, también se ven acrecentados según la situación social, económica y educativa de cada una de estas mujeres que además de ser discriminadas por su género, también lo son por su discapacidad.

La lucha es del colectivo, es de todas y de cada una: la lucha del Día de la Mujer no es sólo un día, son todos los días. La discriminacion y las desigualdades lamentablemente son a cada hora, cada día, todos los días. Ninguna mujer está excenta, ninguna mujer está fuera de peligro mientras haya una sociedad machista, patriarcal y capacitista porque bajo estas condiciones, ninguna es libre. 

Mujeres y discapacidad: Guadalupe Bargiela, Florencia Chistik y Florencia Cambareri (Foto; Jonatan Moreno/Crónica)

 

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos