Una docente pampeana fue suspendida por 30 días debido a que había pedido licencia médica por un tratamiento psicológico y en ese lapso, viajó a Chile sin autorización.

La docente "salió del país luego de presentar licencia por corto tratamiento y sin solicitar la debida autorización al Servicio Médico Oficial", manifestó la Fiscalía de Investigaciones Administrativas,  que fue la encargada de realizar un informe a la Dirección General de Personal Docente provincial.

Migraciones registró la salida de la mujer con destino al país vecino a través del paso fronterizo "Cristo Redentor" el 21 de junio de 2017, con regreso fijado el 5 de julio.

En un descargo, la maestra declaró "haber incurrido en el hecho que se me imputa producto de un desequilibrio emocional provocado por estrés que arrastro desde hace un tiempo (por cual me encuentro en tratamiento)".

"Salí de viaje al vecino país ante el aviso de que un familiar se encontraba en gravísimo estado de salud sin pensar en las circunstancias en que me encontraba. Como tampoco pude prever que el paso por tierra por Cristo Redentor en la fecha mencionada en el expediente podía estar cortado tantos días para poder regresar", alegó.

El sumario concluyó que "la agente no acompañó elementos de prueba fehacientes, que confirmen sus dichos" y remarcó que "contaba con la posibilidad de solicitar autorización al Servicio Médico Oficial para viajar al país vecino en caso de presentarse la necesidad de asistir a un familiar que se encontrara en grave estado de salud".

"Al declarar, la acusada se justificó afirmando que su accionar se debe a un desequilibrio emocional y debió salir del país para asistir a un familiar en grave estado de salud, sin embargo no se encontraron pruebas para corroborarlo", agrega el informe.