Docentes y vecinos de diferentes colegios del partido bonaerense de Moreno montaron vigilancia en la sede del Consejo Escolar luego de que desconocidos ingresaran el sábado por la noche y se llevaran documentación importante para la investigación de la explosión en la que murieron una vicedirectora y un portero.

De acuerdo al testimonio de los presentes y a las imágenes de las cámaras de seguridad, personas no identificadas ingresaron a la sede de la Avenida Victorica 60, que aún no fue allanada por la Justicia, y se llevaron las cajas con documentación.


"Los interventores son culpables", denunciaron los docentes. "Se llevaron expedientes para limpiarse", señalaron en diálogo con Crónica HD.
 



Una maestra, de hecho, indicó que entre la documentación habría una carta que le obligaron a escribir a la vicedirectora fallecida, Sandra Calamano, para agradecer arreglos realizados en la Escuela Nº 49 donde se produjo la explosión.



Luego del estallido, en el que también murió el portero Rubén Rodríguez, docentes, empleados y vecinos denunciaron problemas edilicios en la mayoría de las escuelas del distrito. Por este motivo, se tomó la decisión de suspender las clases.