La actitud desinteresada de los papás del nene ahogado en la pileta permitió salvar la vida de ocho personas que esperaban un trasplante de órganos.

La noticia se dio a conocer en las últimas horas a través de un emotivo mensaje difundido en las redes sociales por los padres.

"Como padres de Nahuel, y a pesar del dolor que tenemos por la pérdida de nuestro amado hijo, queríamos compartir la hermosa noticia que recibimos hoy (por ayer) ya que el director del Incucai nos confirmó que, gracias a la donación de órganos de Nahuel, ocho vidas fueron salvadas, son ocho familias que encontraron la paz", dice el comunicado publicado en un blog con la firma de Carolina y Carlos, padres del pequeño.

Nahuel murió el último viernes luego de permanecer sumergido en la pileta de la colonia de vacaciones de Prensa Club, que pertenece al gremio de prensa de Tucumán.