El feroz temporal que azotó a la ciudad de Buenos Aires y al conurbano en la madrugada de este domingo dejó graves e irreparables daños, como la muerte de dos personas, padre e hijo, electrocutados. Además hay que contar una escuela derrumbada, voladuras de techos, caída de grandes carteles y árboles, inundaciones, más de 100.000 usuarios sin luz y 400 evacuados.

Alejandro Apud, de 42 años, y su hijo Abel Ezequiel, de 17, murieron electrocutados al entrar en contacto con una puerta de chapa en el patio de su casa, en el partido bonaerense de Tres de Febrero. "Es una noticia muy dolorosa, el informe policial y de los bomberos comprobó que murieron electrocutados prácticamente en el acto", confirmó el intendente Diego Valenzuela.

Alejandro Apud, víctima fatal.

En El Palomar, partido de Morón, el derrumbe del techo de la Escuela 5 causó grandes destrozos en varias aulas y sus autoridades advirtieron que "se evaluará si se retoman las clases el miércoles".

Asimismo, un cartel publicitario de acero de 8 toneladas cayó en la localidad de Sáenz Peña, también en Tres de Febrero, y destrozó cuatro casas linderas en el cruce de las avenidas General Paz y Mosconi. El incidente ocurrió a las 3.20 de la madrugada producto de los intensos vientos que se reportaron en la zona.

En el partido bonaerense de Merlo, donde también hubo voladuras de techos y caída de postes y árboles por los fuertes vientos y lluvias, se decretó la emergencia y se reportó que en un estacionamiento "cayó el techo y dañó a unos 18 vehículos, aunque no hubo heridos". El intendente Gustavo Menéndez declaró que "el temporal fue muy fuerte", a la vez que informó que "reunimos al gabinete de crisis e hicimos una primera evaluación de daños y personas afectadas".

En tanto, la Autopista del Oeste quedó cortada a la altura del hospital Posadas, debido a "la rotura sobre la estructura metálica de la pasarela peatonal", donde se hacían desvíos hacia las colectoras. Por su parte, la General Paz quedó interrumpida a la altura del barrio de Liniers mano hacia el Riachuelo, por la caída del techo de una estación de servicio cerca de las 5.30, que "aplastó un auto pero por fortuna no causó heridos", informaron fuentes policiales.

Asimismo, más de 100.000 usuarios estaban sin luz este sábado a la mañana en la ciudad y provincia de Buenos Aires, informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).