Momentos de tensión se vivieron en el Centro Integral de Salud de Las Termas de Río Hondo, provincia de Santiago del Estero, cuando una bebé de 10 meses ingresó descompensada, luego de intoxicarse con monóxido de carbono.

Una mujer de 36 años domiciliada en la localidad La Aguada, departamento Río Hondo, llegó desesperada a la guardia del mencionado centro asistencial con su bebé en brazos, pidiendo urgente a un médico, según fuentes policiales. 

Inmediatamente, la madre de la bebé fue recibida por el médico de turno, Dr. Fabián Parrado, quien constató que la pequeña no tenía pulso, por lo que comenzó con los masajes cardíacos y de respiración, durante algunos minutos, hasta que logró reanimarla.

Según relató la mujer, ambas estaban en su vivienda con un brasero encendido, cuando en un momento la menor se desvaneció y dejó de responderle a sus estímulos

En la clínica, los médicos constataron que la menor sufrió una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono. Después de permanecer unas horas en observación, recibió el alta, y junto a su mamá pudieron regresar a su hogar.

En ese marco, los profesionales instaron a la comunidad a tomar precauciones para evitar estos accidentes domésticos, ya que el monóxido de carbono es un “asesino silencioso”.