@TrinityFlux

La ley 26.510 de Educación Sexual Integral (ESI) fue sancionada en octubre de 2006 pero trece años después, un informe presentado por la Auditoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reveló que no se encuentra instituida un área específica dentro del Ministerio de Educación que se encargue de avanzar en su implementación,  como tampoco se realizan tareas de planificación, ejecución y evaluación. En ese sentido, el 82,61% de las escuelas primarias no recibió capacitación en materia de contenidos para el equipo directivo y docente.

"La formación profesional es fundamental y los maestros no pueden hacer esto solos. Si no hay un equipo que acompañe, no se va a poder avanzar porque hoy las escuelas ya están desbordadas con la problemática social creciente. Los docentes necesitan los materiales, información y la capacitación efectuada por personal formado en esta temática", alertó en diálogo con CrónicaCecilia Segura Rattagan, presidenta de la Auditoría General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Las tareas de campo desarrolladas por la Auditoría durante 2018, arrojaron además que el  35% de las instituciones educativas de nivel primario no incorporó contenidos de ESI en las planificaciones del área de Ciencias Sociales,  como tampoco lo hicieron los planes de estudio vigentes para el Ciclo Básico en todas las escuelas técnicas y en el 23% de las escuelas de nivel secundario de los "Proyectos Escuela".

Por otro lado, tampoco se realizaron acciones específicas para llevar adelante talleres de formación y reflexión para padres, madres y tutores, como establece la Ley.

"Los docentes necesitan los materiales, información y la capacitación"

De acuerdo con Segura, fue la demanda social sobre la falta de implementación de la ESI lo que los impulsó a llevar adelante la auditoría. "Percibíamos, a raíz de denuncias que nos llegaban, que existía un alto nivel de incumplimiento en las escuelas y, lamentablemente, los resultados de la auditoria nos dieron la razón", afirmó.

"Falta mucho camino por recorrer para una verdadera implementación de esta ley. Hace falta una coordinación y gestión centralizada por parte del Ministerio de Educación", explicó Segura y concluyó: "El informe fue elevado al Poder Ejecutivo y a la Legislatura Porteña, esperamos que las recomendaciones realizadas por el organismo sean tomadas en cuenta y que se pueda avanzar, ya que es función del Estado garantizar que se cumplan todos los derechos que están incluidos en esta Ley"

"Es función del Estado garantizar que se cumplan todos los derechos que están incluidos en esta Ley"

Pero lo que pasa en la Ciudad de Buenos Aires también se replica de alguna forma a nivel provincial y a nivel nacional. Mujeres de la Matria Latinoamericana (MUMALA) de la Provincia de Buenos Aires, en un relevamiento que hicieron a través de una encuesta presencial que llevaron adelante del 9 al 27 de julio de 2018, descubrieron que el 62% desconocía que desde hacía más de una década esta ley era obligatoria y que sólo el 54, 9% sabía en qué consistía la ESI. 

Por otro lado, en un estudio que realizó la Fundación Huésped para evaluar su implementación, reveló ya en 2017 que el 79% de los docentes conocían la ley pero no la incorporaban a sus materias. Además,  del 96% de los docentes sólo la mitad había recibido formación en capacitaciones otorgadas por el Estado. Y que el 57% de los docentes aseguró haber buscado información por sus propios medios.  

"Existe voluntad por parte de los docentes en aplicar la ESI. A pesar de esto su incorporación es deficiente por el alcance limitado de la formación por parte del Estado a los docentes y a la falta de una directiva institucional que incentive su implementación en todas las materias y en todos los niveles.", argumentó en el estudio Cecilia Valeriano, coordinadora del programa de movilización social y redes de Fundación Huésped.

En ese mismo documento se conoció que para el 86% de los estudiantes, la ESI consistía en "aprender sobre el aparato reproductor".

La ESI establece que "todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada" desde el nivel inicial hasta el nivel terciario. Y es integral porque contempla una formación en relación a la prevención de enfermedades de transmisión sexual y de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados, la inclusión de temas como identidad de género, orientación sexual y la igualdad de trato y oportunidades para las mujeres.

Además de la creación de un Programa Nacional de Educación Sexual Integral en el ámbito del Ministerio de Educación de la Nación, como así también el desarrollo de capacitaciones presenciales y virtuales a los docentes, la elaboración de materiales y recursos para que los contenidos lleguen a todas las comunidades educativas del país. 

¿Y por qué es tan importante la implementación de la ESI?

"Es una enseñanza que habilita a chicas y chicos a entender mejor su cuerpo y a que no les hagan lo que no quieren. Es importante para la prevención del abuso sexual en la infancia, además de que sirve para entender los cambios corporales y psicológicos que implica la adolescencia, la juventud, luego la edad adulta y la tercera edad,  para darle un marco a la sexualidad social y psicológica", explicó a Crónica Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM). 

"Sirve para entender los cambios corporales y psicológicos que implica la adolescencia, la juventud, luego la edad adulta y la tercera edad,  para darle un marco a la sexualidad social y psicológica"

Para Bianco,  la ESI no es solamente una enseñanza genital,  es además "aprender a relacionarse con los otros sin atarse a lo biológico" y a "entender y respetar las decisiones de los otros". 

Según la presidenta de FEIM, la ley "ayuda a disminuir los embarazos precoces y no consentidos en la adolescencia,  a disminuir los abusos y las violaciones por parte de los varones, que también reciben ESI, a disminuir las infecciones de transporte Sexual incluido el VIH /sida y sobretodo a vivir más plenamente", aseguró. 

De acuerdo a la edad y al momento evolutivo la ESI ayuda a que los más chicos "sepan decir no y denunciar o decir cuando están siendo abusados por un mayor,  cualquiera sea el vínculo familiar o afectivo con esa persona", como también a los que crecen los ayuda "a vincularse mejor con los del otro sexo y a aceptar que hay personas diferentes y con formas de vida diferentes", dijo Bianco. 

"La ESI ayuda a que los más chicos sepan decir no y denunciar o decir cuándo están siendo abusados por un mayor, cualquiera sea el vínculo familiar o afectivo con esa persona".

En definitiva, para Bianco la ESI enseña "a convivir con las personas diferentes sin discriminarlas y respetándolas", como también "a encuadrar sus cambios físicos". "Así es como chicas y chicos crecen más autónomos con más autoestima y son más felices", aseguró. 

Pero una ley sancionada que no está correctamente implementada y controlada por el Estado, es una ley que no existe. Sobretodo si es una ley que no sólo establece derechos sino que además necesita de un seguimiento contínuo, de una ampliación de conocimientos, más allá de un acompañamiento de contenidos, materiales, recursos y capacitaciones para su efectiva implementación.

Una ley de características como esta necesita además que sea acompañada de un presupuesto significativo para que sea llevada adelante. En el estudio elevado por la Auditoría de la Ciudad se indicó que "sólo se ejecutó el 11% del presupuesto", de un total de 1.117.600 se ejecutaron 131.620 pesos. Bastante poco se ejecutó si ya partimos del punto que el presupuesto destinado para la ESI es más que pobre para tamaña responsabilidad. 

Para Bianco en algunas escuelas hay varias razones por las que aún no se enseña la ESI. "Las autoridades de la localidad o provincia no quieren,  o porque dicen que no tienen todos los profesores o docentes capacitados,  o porque tienen miedo que los padres se opongan.  No la conocen bien,  no saben lo que es pero se oponen o tienen ideas contrarias que se las imponen al resto de las personas,  y a los chicos que justamente serían los beneficiados. Cabe señalar que es ley,  por lo tanto no implementarla es no respetar la ley", dijo. 

La ESI ya tiene trece años desde que aprobaron sus contenidos pero según Bianco, fue recién el año pasado que se aprobó una resolución por la cual todos los ministros se comprometieron a implementarla. "Pero aún no se logra al 100%, lo que falta es decisión política", aseguró.

Para Bianco la Ciudad de Buenos Aires estuvo muy adelantada con la ESI y su implementación en los distintos niveles educativos en relación al resto del país, pero "se registró un retroceso importante", explicó. 

En una realidad donde cada día nacen 250 niños de madres menores de 20 años y donde  siete de cada diez embarazos no son planeados, son los niños, los adolescentes y su futuro lo que está en juego,  por lo que la implementación de la ESI para Bianco es urgente. "Nuestras adolescentes son anuladas sexualmente,  en gran medida porque son madres adolescentes precoces, menores de 15 años,  y la mayoría son abusadas", dijo. 

"Los alumnos la piden,  las maestras la agradecen porque es un tema que no se animan a tocar si alguien no les enseña. Y los padres,  especialmente los de sectores más vulnerables,  también la agradecen. Otros se enojan,  pero esos son los menos y lo hacen por motivos religiosos o ideológicos", concluyó Bianco. 

"Los alumnos la piden, las maestras la agradecen y los padres también"

En Santa Fe, mucho antes de que se sancionara la ESI, hubo una psicóloga que se convirtió en referente, Liliana Pauluzzi, quien realizó el documental "La aventura de crecer" y editó el libro ¿Qué preguntan los chicos sobre sexo?, que utilizó como material didáctico para brindar  charlas y talleres de capacitación,  hizo de la educación sexual en la infancia un activismo,  y convirtió esa lucha en algo personal. 

Feminista, integrante desde 1980 del Grupo de Reflexión Rosario y una de las fundadoras en 1986 de la Casa de la Mujer Rosario, fue una adelantada a esos y estos tiempos. Fue una pionera en la educación sexual en la infancia y logró con su lucha que Santa Fe promulgue una ley mucho antes que la que se promulgó a  nivel nacional. Fue ella quien convirtió a esa provincia en precursora. El 8 de julio pasado falleció a los 66 años.

Liliana Paluzzi, una pionera de la ESI en Rosario, Santa Fe. 

En 2015 surgieron "Las Pauluzzi", un grupo de docentes y no docentes que trabajan y defienden la educación sexual integral y los derechos de los niños y niñas como objetivos, la siguieron ayer y la homenajean hoy. 

"Queríamos llevar su bandera porque para nosotros fue nuestra referente", expresó en diálogo con Crónica Estefanía Giménez, una de sus integrantes. 

"En Santa Fé hay un equipo de más de 40 personas que funciona desde 2008 que se ocupan de hacer formación docente a lo largo y a lo ancho de toda la provincia,  y eso se nota",  expresó Gimenez y agregó:  "La ESI no es sólo una capacitación, es un trabajo de todo el tiempo, es pensar nuevas formas, otras pedagogías, no es lineal pensar ese proceso"

En la primera edición de 2018 de Escuelas que Enseñan ESI, un estudio sobre buenas prácticas pedagógicas en Educación Sexual Integral, que formó parte de las acciones realizadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF,  en cooperación con el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, junto al Programa Nacional de ESI, los hallazgos de la investigación confirmaron que  "requiere de un proceso de trabajo sostenido" por parte de las escuelas. 

"La ESI requiere de un proceso de trabajo sostenido"

"Una buena práctica pedagógica en ESI es aquella que se constituye a partir de las acciones sistemáticas de docentes y equipos de gestión en una escuela determinada. Da cuenta de un camino en donde las practicas de enseñanza y de gestión se entrelazan, se potencian y redundan en mayor apropiación de los contenidos", explicó el informe. 

El hallazgo en la investigación de UNICEF concluye y coincide con la evidencia internacional sobre cuáles son las características de los programas exitosos de educación integral de la sexualidad de UNESCO 2016 y también con antecedentes en la investigación argentina. 

noticias relacionadas

Ver más productos

La beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda a beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Roma está poblada de aborígenes

Roma está poblada de aborígenes

Ver más productos