El monto percibido por la ayuda escolar es de 1.250 pesos por chico y lo van a cobran las familias, cuyo ingreso grupal no supere los 94.786 pesos en el mes y el ingreso individual, no sea de más de 47.393 pesos.

A través de la Administración Nacional de la Seguridad Social comenzó a abonar la asignación a un total de 3.154.358 hijos de trabajadores en relación de dependencia y monotributistas.

También a 2.686.240 de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, a 587.716 a cargo de jubilados y pensionados y a otros 45.572 titulares de la Prestación por Desempleo. 

El pago corresponde a los titulares de niños de 45 días a 18 años de edad que concurran a un establecimiento educativo nacional, provincial, municipal o privado, sea subvencionado o no, incorporado a la enseñanza oficial y obligatoria en el que se imparta educación inicial, primaria o general básica, secundaria o polimodal.

Aquellos que todavía no la hayan percibido, pueden solicitarla a través de la Anses, presentando el correspondiente formulario que acredite la escolaridad. 

El beneficio también le corresponde a las personas con discapacidad que concurran a establecimientos donde se dicte enseñanza diferencial, talleres protegidos o instituciones de formación laboral que ayuden al desarrollo e inserción social.

Al igual que a quienes reciban enseñanza de maestros particulares que posean matrícula habilitante o concurran a establecimientos públicos o privados controlados por la autoridad competente en los que se presten servicios de rehabilitación.

Aumentan los aranceles a las presentaciones de servicios para discapacitados

Autoridades de esta dependencia y del ministerio de Salud de la Nación se reunieron con representantes de distintas instituciones que brindan servicios a personas de discapacidad, tras la manifestación que estos últimos realizaron ayer frente a la sede de la cartera sanitaria.

El reclamo de las distintas entidades era una actualización en el dinero que el gobierno les otorga por cada prestación, ya que aseguran que no pueden afrontar los costos operativos con el incremento de alquileres, insumos y sueldos.

Durante el encuentro, ambas partes acordaron agendar una reunión con el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, y seguir trabajando en la definición del estudio de costos para fijar aranceles según cada prestación.

Asimismo, con los resultados que arrojó un estudio preliminar se determinó “aumentar, a partir del 1 de abril, los aranceles de aquellas prestaciones de discapacidad cuyos valores están por debajo del costo de la prestación”.

Con esta decisión las prestaciones que recibirán un incremento son: los hogares permanentes; los hogares de lunes a viernes; Centros de Día; Hogar con Centro Educativo Terapéutico; los Hogares con Pre Primaria y con Primaria; y Pequeño Hogar y Rehabilitación-Internación.

Hasta el momento, los incrementos de aranceles en las prestaciones de discapacidad se realizaron a través de aumentos generalizados a todas las entidades, sin tener en cuenta el costo de cada prestación, informaron voceros.

En tanto, los integrantes de la Comisión de Costos continuarán con el estudio de costos definitivo, que estará listo en mayo.

Este informe será realizado por representantes de los prestadores de servicios para personas con discapacidad; la Agencia Nacional de Discapacidad; la Superintendencia de Servicios de Salud; PAMI; el Ministerio de Salud; la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT); el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica; el Consejo Federal de Discapacidad, y el Sistema Único de Reintegro.