El Producto Bruto Interno ( PBI) bajó 5,8% durante el primer trimestre del año, en relación a igual período de 2018, debido a la fuerte retracción de la industria, el comercio y la construcción, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, el PBI del primer trimestre de este año estuvo 0,2% por debajo del último trimestre de 2018, informó el organismo.

La baja interanual no resultó mayor debido a que el sector de agricultura y ganadería creció 7,7% por la cosecha de trigo, que finalizó con una producción récord de 19 millones de toneladas.

También gravitó de manera positiva la suba de 5,5% interanual del sector pesquero y de 1,1% en la explotación de Minas y Canteras.

Sin embargo, la producción fabril retrocedió 10,8%, la actividad de la construcción 6,8% y el comercio mayorista y minorista 12,6%. 

Asociadas con estas bajas, la distribución de electricidad, gas y agua bajó 5,2% en términos interanuales.

La formación bruta de capital fijo, según estimaciones preliminares, cayó en el primer trimestre del año 24,6% respecto del mismo período de 2018. 

Esta caída se debió al decrecimiento de 9,9% de la inversión en construcciones, a la baja de 4,1% de otras construcciones, a la disminución de 31,5% en maquinaria y equipo y al decrecimiento de 56,1% en equipos de transporte. 

Dentro de maquinaria y equipo, el componente nacional decreció 37,5% y el componente importado 28,5%. 

En equipos de transporte el componente nacional retrocedió 54,6% y el importado 57,8%

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aseguró el lunes pasado que "el peor momento de la crisis ya pasó, estamos entrando en la etapa en la que empezamos a ver signos de recuperación", y confirmó que "al mismo momento en el que mueren empresas, nacen otras".

Sin embargo, advirtió que "hay que trabajar sobre aquellas que están teniendo problemas", dijo Sica en declaraciones radiales.

Según el ministro, uno de los grandes objetivos a los que apunta el Gobierno es el de "recuperar el dinamismo de la creación de empleo y brindar un panorama de certidumbre económica".

En ese sentido, dijo que "una economía estable y una mejora en los costos competitivos va a dar una expectativa y perspectiva de crecimiento".

"Tener economías que cada tres años quiebran te llevan a súper devaluaciones, caídas o recesiones importantes e impiden que un empresario pueda crecer. Lo único que hace es mantenerse y buscar la forma de ganarle a la crisis", agregó el ministro de Producción y Trabajo a la radio AM 750.

Con la caída de 5,8% se cumplieron cuatro trimestres de caídas interanuales consecutivas luego de que en el primer trimestre de 2018 se registrara una suba de 4,1% respecto a enero-marzo de 2017.

En 2018 el PBI cerró con una caída de 2,5% en medio de la crisis financiera que afectó al país y una sequía que afectó la producción de soja.