El ferrocarril Roca normalizó esta tarde del martes sus servicios, tras las demoras por una amenaza de bomba en la cabecera de Constitución que había limitado la circulación de todos sus ramales.

La operadora ferroviaria estatal Trenes Argentinos informó que cerca de las 18.45 el ferrocarril Roca comenzó a normalizar sus servicios, aunque con demoras, después de cerca de una hora en la que los servicios eléctricos circularon con trayectos reducidos.

Desalojaron y cerraron la estación.