En el amor y la guerra todo vale, pero hay priopos que deberían quedar en borradores. Un claro ejemplo es "¿Qué cormobilidad tenés?", la frase de apertura que probó este estudiante de medicina en lo que sería un largo y penoso intercambio que se viralizó en Twitter.

La odisea comenzó cuando la usuaria @BlandiGarro publicó en sus historias de Instagram una foto con el certificado de vacunación. Fue entonces que el joven interesado le respondió a la foto con la curiosa linea, buscando iniciar una conversación. Atónita frente a la inapropiada pregunta, la joven decidió seguirle el juego por un rato.

"Un día te puedo enseñar a palpar el hígado", le propuso en un momento. "Soy estudiante de medicina, lo habrás notado supongo", agregó. Luego de escuchar al hombre tirar un par más de términos técnicos y hablar de lo bien que le va a pesar de lo difícil que es la carrera, la joven reunió las joyitas de la conversación y se dirigió a Twitter, donde el convo juntó más de 140 mil me gusta con velocidad.

"Me está queriendo chamuyar uno que estudia medicina pero no sabe que YO TAMBIEN" comentó la aludida, que continuó agregando actualizaciones a medida que el estudiante seguía hablando de sí mismo.

En un intercambio que cambió el tono de hilarante a ofensivo, el Romeo digital insultó a los voluntarios que vacunaron a la usuaria. La joven le contó que le dolía la cabeza y le recetaron paracetamol, a lo que el estudiante de medicina respondió recomendando "Naproxeno de 500 mg". Cuando la chica le contestó dudosa que no se lo habían mencionado, el joven acotó: "Porque te atendió un enfermero seguro".

En otro mensaje que la usuario resaltó como ejemplo perfecto de como no chamuyar, el joven insultó a una de sus amigas. Cuando ella mencionó que una amiga suya había comenzado la carrera de medicina pero dejó, el interesado respondió: "Por poco inteligente dejó seguro".

A pesar de que la joven le aclaró en repetidas ocasiones que se encuentra en pareja, el estudiante continuó con sus propuestas, ofreciendo varias lecciones en el funcionamiento de diferentes órganos. Preocupantemente, el joven admitió que se ve como un "médico brillante", pero que no está interesado en curar a sus pacientes. 

"Diagnosticar es lo más importante, si se salva o no es una consecuencia", reflexionó, antes de agregar crudamente que los enfermos "son idiotas". Finalmente, tras casi un dia entero de intercambio, el joven le preguntó a la usuaria qué está estudiando. "Prometo no burlarme. Solo porque sos linda", le aseguró.

Harta, la joven le confesó que ella también estudia medicina. Tras recomendarle que en el futuro revise su ego, la joven el marcó unos puntos y trajo la resolución a Twitter: "Y no soy joven pa (sic) la diabetes, ni para la hipertensión, no sé qué te enseñan en la UNAJ, pero en la UBA eso se aprende en primer año", sentenció. 

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos