Gold estimó que tras la liberación del precio de los combustibles, el incremento en las naftas "no va a ser más de un 10 por ciento de aumento", y se dará "después de las elecciones" legislativas del 22 de octubre.

"El aumento se va a dar después de las elecciones. YPF que tiene el 60 por ciento del mercado y cuya participación accionaria es mayoritaria también del Estado, es la que mueve el amperímetro respecto a los aumentos", explicó Gold. Al respecto el titular de la CECHA añadió: "No creemos que ninguna petrolera tome la iniciativa de hacerlo antes que la compañía estatal".

Sobre la decisión oficial de liberar los precios, Gold aclaró: "Esto no implica un cambio desmesurado de la situación que ya se venía sosteniendo".

Durante un reportaje en radio Continental, Gold expresó que "indefectiblemente el aumento (en las naftas) se va a dar, pero no en porcentajes distintos de los que se venían especulando".

"Se hablaba de entre un 6 y 8 por ciento, creemos que puede ser entre 1 0 2 por ciento más, porque el crudo local también se va a poner al nivel del internacional. Creemos que no va a ser más de un 10 por ciento el aumento", indicó.

El Ministerio de Energía comunicó ayer a las empresas petroleras la "suspensión" del acuerdo interno que establecía una actualización de precios de los combustibles cada tres meses y liberó dichos precios a partir del 1 de octubre próximo.

Esta medida obedece a que el precio internacional del crudo Brent se ubica por arriba de los precios sostenes que rigen para el petróleo crudo local, de 55 dólares para la variedad Medanito (liviano), y de 47 dólares para el Escalante (pesado).

Fuente: Télam