Agustina Fontenla falleció a los 31 años el jueves 3 de junio tras contraer coronavirus (Covid-19). Su paso por  Bake Off marcó a fuego su vida, ya que representó su principal lanzamiento a dedicarse a su verdadera vocación: la pastelería. Tanto sus ex compañeros del concurso, como miembros del jurado, fanáticos e inclusive la conductora del programa, Paula Chaves, se manifestaron en las redes y expresaron sus condolencias con emotivas palabras. El único que faltaba era uno de sus seres más queridos: el novio. Su testimonio desgarró el corazón de más de uno. 

Todavía no asimiló la noticia y se encuentra devastado. En diálogo con Clarín, el joven aseguró que Agustina tenía una lista de planes para cuando se recupere. En principio, seguir con su proyecto “Arte y azúcar”, donde vendía las exquisiteces que preparaba y disfrutaba de su vocación de pastelera. 

El mensaje del novio de Agustina Fontenla conmovió a todo el país.

“Era una persona increíble, con unas ganas enormes de salir adelante. Estaba peleando porque se quería poner bien. No puedo más que agradecer a toda la gente que le envió su cariño y su fuerza para seguir. Agus llenaba de amor y de ganas de vivir a todo el mundo que la conocía. Nos deja un vacío muy grande”, expresó el joven que juntó fuerzas para hablar. 

Si bien Agustina se había recibido de abogada en 2015, no le tomó mucho tiempo darse cuenta que su pasión era otra. Fue así que decidió entrar a la segunda edición de Bake Off, donde abrió su corazón desde el día 1 y contó su historia de vida. “Mucha gente cuando me ve piensa que soy una abogada que cuando está aburrida hace pastelería, que es un hobby. La verdad que no. Los últimos finales de la carrera me la pasé llorando porque yo quería cocinar", relataba Agustina antes de quedar eliminada del certamen. 

El joven aseguró que Agustina esperaba reponerse rápido para seguir con su proyecto “Arte y azúcar”.

El lunes pasado, su padre había dado una entrevista en la que se mostró muy confiado de que su hija saldría adelante. “Está cursando COVID con algunas complicaciones, pero gracias a Dios está muy bien atendida acá. Se encuentra estable”, explicó en declaraciones al medio local Noticias Net. Tres dias después, su salud había desmejorado. 

Cabe destacar que los últimos meses de su vida los vivió siendo exclusivamente pastelera. Logró ampliar su lugar de trabajo, daba clases de cocina a gente de la zona, e inclusive tuvo de alumno a Marcos Perrén, ex participante de  Bake Off y compañero de ella. A través de las redes, demostró ser una mujer que luchó por sus sueños hasta el último minuto e inclusive se encargó de transmitir el mensaje. 

Agustina Fontenla tenía 31 años y dejó todo por la pastelería.

“Hoy ya muy lejos del derecho, habiendo cumplido muchos sueños y con muchos otros por cumplir, les quiero decir que cada uno de nosotros es protagonista de su propia historia. Estamos donde estamos y con la gente que nos rodea porque así lo elegimos, tenemos nuestros logros y emprendimientos porque nos animamos a ellos, somos valientes porque literalmente superamos el 100% de las cosas que nos atravesaron”, fue uno de sus últimos posteos en las redes a mediados de mayo, cuando no había contraído el virus.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos