En el segmento mayorista el dólar tampoco registró cambios y terminó en $ 17,10 para al compra y $ 17,20 para la venta. 

En la semana, los operadores destacaron una oferta sostenida de divisas debido no sólo a la liquidación de exportadores cerealeros sino también la venta inversores que apuntaron más a las tasas de instrumentos en pesos que a la ganancia que puede presentar el recorrido del dólar de ahora a fin de año.

El volumen operado en el segmento de contado alcanzó los US$ 481,2 millones y en el de futuros del MAE US$ 20 millones. 

En el mercado de futuros del dólar, Rofex, se operaron US$ 390 millones, de los cuales el 50% se pactó para fin de setiembre a $ 17,42. El plazo más largo operado fue diciembre a $ 18,39. Los plazos cayeron promedio dos centavos, y se operó muy poco para el año 2018.