El dólar arrancó la semana estable, al mismo valor que había cerrado el viernes pasado, según informó el Banco Central.

La divisa estadounidense el minorista cerró a $28,27, manteniendo su valor en un día con pocas variantes.

La semana pasada, las tasas de interés altas, mayor control de los agregados monetarios y una desaceleración en el crecimiento de la base monetaria le sacó "nafta" a la demanda de dólares.

En tanto, en el segmento mayorista, se negoció a $27,61, cuatro centavos por encima del valor de la última jornada de $27,57.