El dólar cedió frente al peso por segunda jornada consecutiva y cerró en 24,86 pesos para la venta minorista, cuatro centavos por debajo del cierre del lunes. Así, en la semana acumula un recorte de 19 centavos en relación a la cotización del viernes y de 65 centavos respecto del máximo alcanzado el 14 de mayo pasado, cuando llegó a los 25,51 pesos. 

En el mercado minorista, la divisa concluyó en 23,90 pesos para la compra y 24,86 pesos para la venta. 

En el Banco Nación, el dólar cayó 10 centavos y finalizó en 23,80 pesos y 24,80 pesos para las puntas compradora y vendedora.

En el segmento informal la se mantuvo sin cambios en 24,40 y 25,40 pesos para la compra y la venta respectivamente.

En el segmento mayorista, en cambio cayó 11 centavos y cerró en 24,18 pesos para la compra y 24,28 pesos para la venta. 

Así, el dólar mayorista acumula una baja de quince centavos respecto del cierre del viernes anterior.

El volumen operado alcanzó los 869,5 millones de dólares en el segmento de contado y en futuros MAE se hicieron 7,5 millones de dólares. 

Mientras que en el mercado de futuros del Rofex se operaron 903 millones de dólares, de los cuales más de 75% se operó entre mayo y junio, a 24,46 pesos y 25,14 pesos, respectivamente. 

Los plazos bajaron en promedio más de doce centavos, acompañando la baja sobre el final del spot.

"Una perceptible mejora en la oferta sobre el final de la rueda definió la suerte del tipo de cambio que retrocedió a niveles del miércoles de la semana pasada”, indicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Para el analista Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, el dólar cayó debido a a que “el negocio financiero supera ampliamente al cambiario”

"Los operadores del mercado esperan que se mantenga la tasa de política monetaria en 40 por ciento y eso alienta a los bancos y empresas a vender la divisa, ya que el rendimiento a 30 días en Lebac en el mercado secundario ofrece una tasa de interés a 39,55 por ciento”, dijo.

"Ante este escenario, el volumen negociado creció a un total de 870 millones de dólares, un 48% mas que ayer, ya que el negocio financiero supera ampliamente al cambiario y fue el disparador para que sobre el final del mercado bajara el precio del dólar”, concluyó Izzo.