El gobierno de Jair Bolsonaro fustigó la reunión en el Vaticano entre el papa Francisco y el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, por entender que se trató de una confraternización con un "criminal", a raíz de las condenas por corrupción que pesan sobre el líder del opositor Partido de los Trabajadores.

El encargado de la reacción de un gobierno apoyado oficialmente por las iglesias evangélicas más importantes de Brasil fue el ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, general Augusto Heleno, quien llamó de "izquierdista" a Jorge Bergoglio.

"Felicitaciones al papa Francisco por el gesto de compasión. Él recibió a Lula en el Vaticano. Confraternizar con un criminal, condenado en segunda instancia, a más de 29 años de prisión, no llega a ser conmovedor, pero es un ejemplo de solidaridad a los malhechores, como les gusta a los izquierdistas", dijo Heleno en las redes sociales.

Heleno es uno de los principales consejeros del Palacio del Planalto y acaba de ganar la puja interna para que los militares comanden la jefatura de gabinete de ministros, con la designación del general Antonio Braga Neto en lugar de Onyx Lorenzoni, un político tradicional del conservador Demócratas.

La declaración del general se dio luego de que Bolsonaro fustigara a Francisco el jueves, mismo día de la audiencia con Lula, por "creer que la Amazonia le pertenece al mundo" y no a Brasil.

Enseguida, dijo una frase que se hizo famosa desde la asunción de Francisco como papa: "El papa es argentino pero Dios es brasileño".

La reacción de Heleno ocurrió también pocos minutos después de que Lula revelara una fotografía en la cual su abogado, Cristiano Zanin Martins, le regala un libro al pontífice escrito por brasileños sobre "Lawfare", la red jurídica política y mediática que usa entes del estado para perseguir judicialmente a opositores.

Lula estuvo preso 580 días por una condena a 8 años y 10 meses de prisión por corrupción, al tiempo que fue sentenciado en otra a 12 años y 11 meses de prisión por supuestamente haber beneficiado a empresas constructoras, con contratos de obra pública a cambio de arreglos edilicios en una quinta de un amigo.

Lula también publicó que recibió de regalo de Francisco un rosario y que el regalo que elevó el ex sindicalista que gobernó Brasil entre 2003 y 2010 fue una foto enmarcada del indígena brasileño Bejá Kayapó, de la aldea Metukire, del estado central de Mato Grosso, tomada por su fotógrafo personal, Ricardo Stuckert.

El general Heleno fue asesor del Ministerio del Ejército entre 1973 y 1977, durante la dictadura de Ernesto Geisel y es apoyador del golpe que derrocó el 31 de marzo de 1964 al presidente constitucional Joao Goulart.

Ver más productos

San Leandro de Sevilla, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Leandro de Sevilla

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos