El gobierno porteño modificará el sistema de viandas de comidas que reparte en las escuelas públicas del distrito por un esquema que prevé la entrega de una "canasta quincenal" que tendrá frutas, verduras y alimentos secos como parte de las medidas adoptadas frente al aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus.

La canasta se distribuirá en 1.200 escuelas para más de 300.000 alumnos y contendrá leche, té, mate cocido, galletitas, frutas, verduras, arroz, fideos, azúcar y atún.

El cambio en el sistema de viandas escolares fue anunciado esta mañana en una conferencia de prensa por el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, quien explicó que espaciaron "la entrega de alimentos para cuidar a la comunidad educativa" frente a la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional para mitigar la propagación del Covid-19.

Hasta la fecha, la Ciudad repartía en los establecimientos educativos viandas de desayuno, almuerzo y refrigerios, que serán reemplazados por la "canasta quincenal".

También entregarán "un material complementario" a las familias que contendrá "un recetario con ideas de preparaciones saludables, consejos básicos de higiene para prevenir el coronavirus y material lúdico relacionado a la nutrición para promover actividades en familia y generar hábitos de consumo saludable",señaló Miguel.