La semana pasada la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia dispuso que Guillermo Gustavo Lleral se avoque, durante 60 días, "de manera exclusiva al conocimiento de las causas” del caso Maldonado, en la misma resolución que apartó de esos expedientes al juez federal de Esquel, Guido Otranto, recusado por las querellas.

Sergio, hermano de Santiago Maldonado declaró "ya tuve contacto con el juez. Llamó a mis padres primero, habló conmigo y con mi otro hermano. Me pareció un gesto muy humano, mis padres lo necesitaban, estaban con otro ánimo ayer. Me pareció una buena señal".

Una de esas causas investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado, y la otra tramita una acción de habeas corpus por el mismo hecho.

"Le expresé que quedábamos a disposición, que no íbamos a ejercer ninguna presión, que trabajara tranquilo", contó Sergio Maldonado que le dijo al nuevo juez en esa comunicación telefónica.

El hermano de Maldonado consideró además que “todo se hizo mal” en la investigación mientras la condujo el juez Otranto. y que hay mucha información “pero no se utilizó”. 

"Yo creo que la verdad se tiene que saber. Hay elementos. No es que hay muchas opciones, hay una sola, y una sola es la fuerza que intervino", siguió Maldonado respecto a la participación de Gendarmería. 

También indicó que "se sabe quiénes fueron y quiénes estuvieron involucrados”, aunque consideró que hay más responsables que los que surgen del expediente.

Finalmente, consultado sobre si creía en que su hermano estaba con vida, respondió: “Hasta que no vea un cuerpo lo voy a seguir buscando vivo”.

Fuente: Télam